¿Cómo dejo de ser Hipócrita?

post_img7

Qué palabra tan fuerte, ¿no? ¡Hipócrita! es un adjetivo que nadie quiere tener o padecer. Sin embargo, en alguna medida, todos sufrimos de él. Lo que sucede es que le pasamos la mano al pecado y le decimos por otro nombre que no suena tan duro: “Apariencia” Pero no te dejes engañar por ese eufemismo. No vaya a ser que padezcas de hipocresía, pero no busques salir de ella, por cuestión de conceptos errados y sigas viviendo detrás de esa fachada.

En estos días, en que estoy acuartelado en mi casa, por causa de la cuarentena que el estado impuso como medida de salvaguardar la salud del pueblo, mientras enfrentamos la pandemia del COVID-19, he podido ver la fea cara de mi propia hipocresía. A veces se me escapa la intención de mostrarme como el “Super Hombre” que no padece, cuando en realidad siento desesperación por salir a dar una vuelta con mi familia. O incluso he visto mis fallas morales cuando peco de algo y nuevamente debo rendirme en arrepentimiento ante Dios. ¿Te ha pasado a ti?

Es muy triste que cuando vamos al diccionario a definir hipocresía veamos el ejemplo que da: “No soporta la hipocresía de los falsos cristianos.1

Es un mal que todo el mundo padece, pero se espera que el Cristiano no lo sea. Es un pecado contra el cual debemos armar la guerra para matarlo y extirparlo de nuestros corazones.

¿Qué es la hipocresía/apariencia?

Este es uno de los temas con el que más atacan al cristianismo. Uno en el que nos conviene abrirnos a Dios que transforme y nos de la valentía de ser genuinos.

Según el diccionario, Hipocresía:1 es:Fingimiento de sentimientos, ideas y cualidades, generalmente positivos, contrarios a los que se experimentan.”

La Apariencia2 es: Aspecto exterior de una persona o cosa. Cosa que parece y no es.”

Significa que la apariencia o la hipocresía viene de la mentira. Vivir en ella es vivir una mentira, porque la mentira:3, es la “expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se cree o se piensa.”

Por eso es que es problemática y pecaminosa. Pero, ¿por qué recurrimos a la apariencia constantemente? Quisiera tratar de que entendiéramos un poco esto, así que tengo unas preguntas para tratar de navegar este tema.

a. ¿Qué beneficios tiene aparentar?

Aparentar nos hace ver, a los ojos de todos, como que estamos bien. Evita conversaciones largas, dolorosas y profundas, donde nuestro carácter es expuesto. También presenta una fachada ante las personas para que vean lo que queremos que aprecien de nosotros.

b. ¿Porqué escogemos aparentar?

Muchas veces no deseamos que las personas entren a lo profundo de nuestro corazón o que nos conozcan bien. Puede que no queramos tener una conversación o relación con ellos. En vez de hacer el ejercicio de abrirnos a relaciones con personas que usualmente no nos relacionaríamos, preferimos tomar la ruta fácil de aparentar. O en vez de manejar un proceso de guardar los sentimientos del otro, preferimos aparentar para no tener que dar explicaciones. (Ejemplo: Decir “No puedo contestar tu llamada ahora, porque estoy en medio de un trabajo de la Universidad.” cuando realmente estás viendo televisión. Pero no quieres enfrentar a la persona con la realidad de que no te agradan.)

c. ¿Es importante la opinión de la gente para ti?

Otras ocasiones medimos nuestro éxito en la vida, por lo que piensen los demás de nosotros, por lo que levantamos una fachada de mentiras para la aprobación de la gente.

d. ¿Cuáles serían los peligros de aparentar?

La apariencia rompe con nuestra obediencia a Cristo y la posibilidad de ser genuinos. Con la acción de aparentar, estamos poniendo nuestra imagen en un nivel de importancia mayor a Dios. En vez de trabajar con nuestras fallas, a la luz del Señor, optamos por pretender ser alguien que no somos, nos engañamos a nosotros mismos.

Como decía al comienzo, vivir en apariencia es un eufemismo para hipocresía. La Biblia tiene mucho que decir acerca de este tema. Quiero advertir que el problema de la hipocresía es común en todos (incluyéndome). Siempre hay áreas que fingimos ser lo que no somos u ocultamos áreas para que no vean que necesitamos ayuda, mostrando así nuestro orgullo (que también es pecado, pero es tema para otro día).

Consejo Bíblico

Si deseamos ser transformados por Dios en este área de nuestro carácter, hacemos bien en prestar atención a Su Palabra:

Mateo 16:26 (NTV)
26 ¿Y qué beneficio obtienes si ganas el mundo entero pero pierdes tu propia alma? ¿Hay algo que valga más que tu alma?

Mateo 23:27-28 (NTV)
27 »¡Qué aflicción les espera, maestros de la ley religiosa y fariseos! ¡Hipócritas! Pues son como tumbas blanqueadas: hermosas por fuera, pero llenas de huesos de muertos y de toda clase de impurezas por dentro. 28 Por fuera parecen personas rectas, pero por dentro, el corazón está lleno de hipocresía y desenfreno.

Santiago 1:22-24 (NTV)
22 No solo escuchen la palabra de Dios; tienen que ponerla en práctica. De lo contrario, solamente se engañan a sí mismos. 23 Pues, si escuchas la palabra pero no la obedeces, sería como ver tu cara en un espejo; 24 te ves a ti mismo, luego te alejas y te olvidas cómo eres.

Mateo 6:16-18 (NTV)
16 »Cuando ayunes, que no sea evidente, porque así hacen los hipócritas; pues tratan de tener una apariencia miserable y andan desarreglados para que la gente los admire por sus ayunos. Les digo la verdad, no recibirán otra recompensa más que esa. 17 Pero tú, cuando ayunes, péinate y lávate la cara. 18 Así, nadie se dará cuenta de que estás ayunando, excepto tu Padre, quien sabe lo que haces en privado; y tu Padre, quien todo lo ve, te recompensará.

Una y otra vez, las Escrituras nos muestran que nuestra vida no debe estar sostenida sobre la fachada de la hipocresía.

2 Pasos para salir de la Hipocresía

Si tomamos los versículos bíblicos compartidos en serio, vemos que el problema de la hipocresía merece ser matado y extirpado de nuestros corazones. Vale la pena mostrarnos tal cuales somos delante de Dios y que la gente nos vea que no somos “Super Humanos” que no fallan, sino que cuando fallamos, sabemos dónde ir. Que vean el evangelio de los Redimidos en acción en nuestra vida. Sólo así, incluso ellos querrán experimentar la transformación que Dios provee.  Con eso en mente, ofrecemos dos pasos para salir de este pecado:

  1. Rendir Cuentas:
    16 Confiésense los pecados unos a otros y oren los unos por los otros, para que sean sanados. La oración ferviente de una persona justa tiene mucho poder y da resultados maravillosos. ~Santiago 5:16 (NTV)

    Importante poder seleccionar un hermano o líder maduro en el evangelio, al cual podamos hacer el acercamiento para pedirle que sea a quien rendimos cuentas. Oren juntos y exprésale tus debilidades, con el propósito que este hermano o hermana pueda llamarte a cualquier hora o preguntarte sin aviso cómo vas en el área que le encomendaste y ore continuamente por ti. Es esa persona la que estará caminando contigo hasta verte vencer. Por eso, debe ser un hermano o líder maduro. No es algo que se puede poner sobre los hombros de alguien que está en la misma posición tuya o alguien que apenas comienza en el caminar Cristiano y le faltan cualidades como el ser recatado y el no ser propenso a los chismes.

  2. Rendir Nuestra Voluntad y Tomar la de Dios:
    3 Podemos estar seguros de que conocemos a Dios si obedecemos sus mandamientos. 4 Si alguien afirma: «Yo conozco a Dios», pero no obedece los mandamientos de Dios, es un mentiroso y no vive en la verdad.” ~1 Juan 2:3-4 (NTV)

    Necesitarás ser felizmente sujetado a lo que Dios dejó establecido como bueno en Su Palabra. Esforzarte por obedecerle en toda situación, lugar y tiempo. Ir en oración a exponer tu corazón y luego saquear las Escrituras por dirección divina. Y si fallas

Ante nuestra hipocresía, es imperativo crear límites realistas que pongamos para no caer. Necesitamos ver nuestras costumbres y patrones que nos llevan a la tentación y luego al pecado y arrancarlas de raíz, junto a un hermano maduro que nos pueda cubrir en oración y que nos cuestione de vez en cuando para rendir cuentas. 

La hipocresía no es algo que debamos alimentar, por lo que es momento de orar y buscar eliminarla de nuestra vida, para la Gloria de Dios.


1. Hipocresía, según diccionario en línea, Wordreference: http://www.wordreference.com/definicion/hipocres%C3%ADa
2. Apariencia, según diccionario en línea, Wordreference: http://www.wordreference.com/definicion/apariencia
3. Mentira, según diccionario en línea, Wordreference: http://www.wordreference.com/definicion/mentira

 

Artículos de Interés:

¿Qué significa “seguir a Jesús”?¿Cómo detengo el Pecado?

¿Estamos en Victoria?

¿Qué significa “seguir a Jesús”?

Acerca de Rick Lipsett

Seguidor de Jesús, esposo, padre, pastor, escritor y conferenciante. Buscándole la 5ta pata al gato y luego cuestionando el "¿por qué?".
Esta entrada fue publicada en Biblia, Preguntas y Respuestas, Vida Cristiana. Guarda el enlace permanente.