Arriésgate por Jesús

Algunos somos arriesgados de nacimiento. Nos atrevemos a hacer cosas que otros ni pensarían. Quisiéramos tirarnos en paracaídas, nos encantan las montañas rusas e incluso estamos dispuestos a asumir posturas poco populares.

Es curioso que muchas veces, incluso los más tímidos en los parques de diversión, están dispuestos a tomar otros riesgos increíbles y jugarse su dinero en la bolsa de valores o asumir una postura frente a un mar de gente que no está de acuerdo.

Lo que muchas veces nos cuesta es arriesgarnos por alguien. Quizás lo hacemos con menor dificultad si sólo dependemos de nosotros mismos, pues estamos convencidos que lo lograremos, pero cuando se trata de ponernos en la línea por lo que otro afirma, no suele ser tan sencillo. No es que no se vea, después de todo acabamos de pasar por un proceso de elecciones, así que sabemos que sí. Pero incluso en nuestras creencias políticas, no muchos estarían dispuestos a dar su vida por lo que creen.

Nosotros, los discípulos de Jesús, en gran manera debemos estar preparados para lanzarnos a favor de aquello que Cristo estableció como correcto. Pero a veces se nos complica dar ese primer paso, pues la experiencia que tenemos es cómo otro ser humano imperfecto nos falló, cuando tomamos su visión como buena y nos arriesgamos por ella.

La Palabra me muestra este proceso difícil en la persona de Jesús claramente. Vemos como el arriesgarse le costó la vida en la cruz. Pero quizás en alguna parte de nuestras mentes nos decimos a nosotros mismos: “sí, pero él era Dios, ¿no?” Por lo que hoy deseo que consideremos a un humano frágil y pecador como nosotros: José de Arimatea.

Seguir leyendo

Publicado en apologética | Comentarios desactivados en Arriésgate por Jesús

Hablando con el Hombre Natural

¿Cada cuánto tiempo piensas en el momento en que comenzaste a ver a Jesús como el tesoro que es? Cuando meditamos en lo que Jesús ha hecho por nosotros y lo que continúa haciendo en nosotros, no hay otra cosa que hacer, excepto maravillarnos. Su amor nos asombra. Quiso rescatarme a mi, a ti, a su Iglesia… Es asombroso su corazón, su gracia, sus misericordias.

Hemos sido cautivados por el amor de Dios, creador y Señor del Universo. ¡Eso es un enorme privilegio! Dios ha dado el derecho de ser llamados sus Hijos a cada persona que ha recibido a Jesús como su Señor y Salvador.

¿Cuál es nuestra responsabilidad ante ese derecho que se nos ha sido otorgado? Cultivar nuestra relación con Jesús y darle a conocer. Cada paso que da un Hijo de Dios, debe ser uno para seguir magnificando el nombre de Cristo. Esto se debe ver en todas las áreas de nuestras vidas. Ese es el sentimiento que Pablo estaba expresando en este texto:

Romanos 1:13-16 Nueva Traducción Viviente

13 Quiero que sepan, amados hermanos, que me propuse muchas veces ir a visitarlos pero, hasta el momento, me vi impedido. Mi deseo es trabajar entre ustedes y ver frutos espirituales tal como he visto entre otros gentiles. 14 Pues siento una gran obligación tanto con los habitantes del mundo civilizado como con los del resto del mundo, con los instruidos y los incultos por igual. 15 Así que estoy ansioso por visitarlos también a ustedes, que están en Roma, para predicarles la Buena Noticia.

16 Pues no me avergüenzo de la Buena Noticia acerca de Cristo, porque es poder de Dios en acción para salvar a todos los que creen, a los judíos primero y también a los gentiles.

Donde sea que estemos, vayamos o nos quedemos; Jesús debe ser el Centro de nuestra atención. Por eso es que con gran gozo, vamos por el mundo y predicamos el Evangelio. Donde sea que vamos, estamos o nos quedamos; ese es nuestro mundo. Con esa encomienda vamos a nuestra familia o amigos, para que reciban las verdades espirituales que les compartimos. Pero quizás notamos en ellos indiferencia. Como si no fuesen joyas, lo que estamos poniendo frente a ellos. Hablamos otro idioma al que ellos están acostumbrados y les suena a locura.

Seguir leyendo

Publicado en apologética, Cristianismo, Vida Cristiana | Comentarios desactivados en Hablando con el Hombre Natural

Tuvo Compasión

Helen Keller 1 nació el 27 de junio de 1880 y durante los primeros dos años de su vida, fue una niña saludable con todas sus capacidades. Keller nació con sus sentidos de la vista y el oído, y comenzó a hablar cuando tenía solo 6 meses. Comenzó a caminar a la edad de 1 año. Pero luego una extraña fiebre la atacó y perdió la visión, la audición y se atrofió su capacidad de hablar.

Según creció, Keller se convirtió en una niña de voluntad muy firme, que no quería nada a menos que fuese a su manera. Se había vuelto muy salvaje y rebelde. Ella pateaba y gritaba cuando estaba enojada y se reía incontrolablemente cuando estaba feliz. Atormentaba a los que tenía cerca e infligió rabietas furiosas a sus padres. Muchos familiares sintieron que debería ser internada en una institución.

Cuando Helen cumplió sus siete años, sus padres trajeron una maestra muy recomendada que quizás podría ayudar a su hija a vivir en un mundo de vista, audición y habla. Anne Sullivan comenzó a trabajar de inmediato y Hellen se dio cuenta rápidamente, que la fuerza de voluntad y autoridad de su maestra era incluso mayor a la suya. Esto provocó tiempos de dificultad y resistencia hacia aquella maestra que había entrado en su mundo a rescatarla del estilo de vida que llevaba.

Pero un día, luego de grandes batallas y grandes frustraciones para ambas, Anne llevó a Helen a la bomba de agua y descargó el líquido sobre las pequeñas manos de Helen una y otra vez, interrumpiendo cada descarga de agua con las señas para “a-g-u-a” en las manos de la niña. Una y otra vez repitió el proceso, hasta que de repente Helen pareció tener un avance extraordinario y agarró la mano de su maestra y repitió “a-g-u-a”. Había sucedido. La maestra que entró al pequeño mundo de Helen, había podido llegar a su corazón. De ahí en adelante la niña halló su norte y continuó aprendiendo. Al punto que logró ir a universidades, estudiar y hasta convertirse en una educadora impresionante, defensora de los ciegos y sordos y de los derechos de las mujeres. Todo esto, gracias a la compasión que recibió, cuando estaba confundida y desamparada. Todos estos logros, gracias a que permaneció al lado de su amada maestra.

Dios vio que estábamos confundidos en nuestra supuesta sabiduría humana (que es necedad ante el Rey). Vió que no teníamos esperanza si nos dejaba a nuestro propio ingenio, nos hubiéramos perdido. Necesitábamos de su intervención si es que íbamos a reconocerle y entrar en una relación de amor con Él. Entonces, no nos dejó perdidos.

Dios vió nuestra confusión y nuestro desamparo y decidió acercarse e intimar con nosotros para que le encontremos a Él. ¿Por qué?

Seguir leyendo

Publicado en Cristianismo, religión, Vida Cristiana | Comentarios desactivados en Tuvo Compasión

¿dios Domesticado?

Hace algunos años, estaba con unas personas, caminando en el borde sur de la Isla de Manhattan en Nueva York. Entrábamos a los terminales que dan acceso al Upper Bay, pues daríamos una vuelta alrededor de Liberty Island, para ver la Estatua de Libertad de cerca. Desde que supe que iba a viajar con ellos, tomé en serio el consejo de Pastor Tito y oraba a Dios para que me presentara puertas para entrar y puentes que cruzar y poder hablarles del Evangelio a ellos. Ese día, Dios se lució.
Seguir leyendo

Publicado en Biblia, Cristianismo, Vida Cristiana | Comentarios desactivados en ¿dios Domesticado?

La Fe que Salva

Mi tío iba camino a su trabajo. Mientras manejaba en dirección al centro comercial, vio a un anciano que se cayó de su silla de ruedas motorizada. Esperaba que alguien fuese a asistirle y levantarle, pero como en la parábola del buen samaritano, todos le pasaban por el lado –abrazados de la excusa de la pandemia mortal del COVID-19 – y seguían. Observaban la situación (o actuaban como si no lo vieran) y continuaban en su indiferencia. Luego de forcejear para poder atravesar de un carril a otro, se estacionó mal en el lado de la carretera, se bajó y junto a mi primo, ayudó al anciano que era mudo y no podía pedir ayuda a todos los que le pasaron de largo. Cumplir con su deber moral fue de gran satisfacción.

Seguir leyendo

Publicado en apologética, Cristianismo, Vida Cristiana | Etiquetado , , , , , , , , , | Comentarios desactivados en La Fe que Salva

Qué y Por Qué

post_img

A principios de año, tuve el privilegio de poder dar algunas clases de Biblia y apologética a jóvenes de intermedia y superior. Les pedí que al día siguiente, cada uno trajera al menos dos preguntas relacionadas a Jesús, la Biblia, el Cristianismo o Dios en general. Para mi sorpresa, las preguntas eran muy diversas, y que tocaban desde lo básico de nuestras creencias hasta temas profundos. La gran mayoría eran de carácter intelectual, y algunas sobre cómo se sentían ante relatos bíblicos o su aplicación a la vida en general. Yo estaba acostumbrado a que cuando doy charlas en alguna iglesia o retiro, las preguntas son pocas y siempre suelen ser en 2 a 3 temas nada más. Gracias a Dios, la asignación fue al principio del curso que di, pues el resto del curso, tuve que separar un tiempo para contestar la gama de preguntas que me hicieron. Me gocé en poder responder a dudas genuinas de muchachos que querían conocer más a Dios.

Seguir leyendo

Publicado en apologética, Cristianismo, Preguntas y Respuestas, Vida Cristiana | Comentarios desactivados en Qué y Por Qué

Jesús, ¿Hizo una Falsa Profecía?

post_img8

No hace tanto, estuvimos ponderando uno de esos versículos que causa preguntas profundas sobre si Jesús fue buen profeta o no. De hecho, realizamos un vídeo que publicamos en nuestras redes sociales hablando del tema.

Pero, por la naturaleza de los vídeos que estamos realizando y su duración, hay muchos detalles en los que no entramos y deseamos exponerlos aquí hoy.

Seguir leyendo

Publicado en apologética, Biblia, Preguntas y Respuestas | Comentarios desactivados en Jesús, ¿Hizo una Falsa Profecía?

¿Cómo dejo de ser Hipócrita?

post_img7

Qué palabra tan fuerte, ¿no? ¡Hipócrita! es un adjetivo que nadie quiere tener o padecer. Sin embargo, en alguna medida, todos sufrimos de él. Lo que sucede es que le pasamos la mano al pecado y le decimos por otro nombre que no suena tan duro: “Apariencia” Pero no te dejes engañar por ese eufemismo. No vaya a ser que padezcas de hipocresía, pero no busques salir de ella, por cuestión de conceptos errados y sigas viviendo detrás de esa fachada.

En estos días, en que estoy acuartelado en mi casa, por causa de la cuarentena que el estado impuso como medida de salvaguardar la salud del pueblo, mientras enfrentamos la pandemia del COVID-19, he podido ver la fea cara de mi propia hipocresía. A veces se me escapa la intención de mostrarme como el “Super Hombre” que no padece, cuando en realidad siento desesperación por salir a dar una vuelta con mi familia. O incluso he visto mis fallas morales cuando peco de algo y nuevamente debo rendirme en arrepentimiento ante Dios. ¿Te ha pasado a ti?

Es muy triste que cuando vamos al diccionario a definir hipocresía veamos el ejemplo que da: “No soporta la hipocresía de los falsos cristianos.1

Es un mal que todo el mundo padece, pero se espera que el Cristiano no lo sea. Es un pecado contra el cual debemos armar la guerra para matarlo y extirparlo de nuestros corazones.

Seguir leyendo

Publicado en Biblia, Preguntas y Respuestas, Vida Cristiana | Comentarios desactivados en ¿Cómo dejo de ser Hipócrita?

¿Cómo detengo el Pecado?

post_img5

Cuando hemos comprendido la realidad de Dios, quien nos ama y nos recibe en Cristo, con gran gozo, deseamos complacerle. Nos deleitamos en mostrarle fidelidad. Vivir en Él para siempre. Sin embargo, esto nos pasa:

“Quiero hacer lo que es bueno, pero no lo hago. No quiero hacer lo que
está mal, pero igual lo hago.” Romanos 7:19 (NTV)

Entonces recordamos las palabras de Jesús en Mateo 16:24 y nos frustramos ante caída tras caída porque no logramos negarnos a nosotros mismos:

“24 Luego Jesús dijo a sus discípulos: «Si alguno de ustedes quiere ser
mi seguidor, tiene que abandonar su manera egoísta de vivir, tomar
su cruz y seguirme.” 

Yo leo este texto y me mata ese “Si alguno de ustedes quiere”. O sea, ¡YO QUIERO! Pero abandonar mi manera egoísta de vivir es un reto duro de vencer, muchas veces. Idolatro mi propia voluntad, mi comodidad o mis deseos muchas veces y no hago lo que quiero (ser fiel a Jesús). Sé que esto no es un problema mío nada más. Es algo que golpea en la cara al Cristiano. Todos los días. ¿A ti te pasa?

Seguir leyendo

Publicado en Biblia, Cristianismo, Preguntas y Respuestas, Vida Cristiana | Comentarios desactivados en ¿Cómo detengo el Pecado?

Fiel aun Cuando no le Vemos

post_img6

Hace un tiempo atrás experimenté algo que no había pasado nunca. Había dejado mi trabajo para irme por mi cuenta. Esto provocó un estrés peculiar que nunca había tenido, siempre había sido empleado de alguien, confiado en los 15 y los 30 de cada mes. 

Esta noche, me acosté tenso. A las 2:30 de la madrugada me levantó el pitillo de mi asma. Me dí dos inhalaciones de Albuterol y me acosté nuevamente. Pero el daño estaba hecho. No pude dormir más. Di vueltas y vueltas y nada sucedía. Me fui del cuarto y prendí el televisor. Allí estuve hasta las 4:45am donde decidí que debía dormir aunque fuese una hora más, antes que mis hijos se despertaran.

En la cama nuevamente di vueltas y vueltas. Cerré los ojos, para obligarme a dormir… y nada. Tenía la preocupación de ¿Cómo podré suplir? Entre ceja y ceja. De repente sentí un pensamiento claro en mi mente que decía: “¿Por qué te preocupas, si Yo Soy quien suple a tu necesidad?” Inmediatamente oré, me arrepentí y pedí perdón. Había olvidado que Dios es fiel aun cuando no le vemos.

Seguir leyendo

Publicado en Biblia, Cristianismo, Vida Cristiana | Comentarios desactivados en Fiel aun Cuando no le Vemos