¿Es pecado que un Cristiano tome bebidas alcohólicas?

[¡Gracias a la persona que envió esta pregunta por correo electrónico!]

Esta pregunta raya en las líneas de otra pregunta que se contestó hace un tiempo atrás: “¿Es pecado tener o hacerme un tatuaje?” ¡Todavía es de las páginas más visitadas de este sitio web!

Veamos entonces cómo tomar este asunto…

___

Estrictamente hablando, no es pecado beber bebidas alcohólicas.

Lo que sí es pecado es emborracharse o intoxicarse (Efesios 5:18). Beber alcohol, per sé, no es pecado.

En otras palabras el acto de beber alcohol en sí y por sí mismo no es pecado. Interesantemente, entre los Cristianos el tema tiene muchísimas connotaciones negativas – por el abuso al alcohol que es asociado con ello. Sin embargo, el hecho de que se pueda abusar del alcohol no significa que necesariamente se tiene que abusar de él. Es enteramente posible tomar moderadamente. De hecho, Pablo le recomienda a Timoteo que beba vino para su estómago y enfermedades (1 Timoteo 5:23). Además, Jesús no cambió el agua en jugo, sino que la convirtió en vino (Juan 2:7-9).

Si beber fuese pecado, estas cosas no estuviesen aquí.

_____

Jesús y el vino

Hay algunas personas que intentan justificar el hecho de que Jesús convirtió el agua en algo que no era vino, o un vino sin alcohol, o que fue diluído en agua hasta que no se sintiese el alcohol, o cosas semejantes.

Sin embargo, en la tradición judía (de la cual, Jesús, como judío, era parte de), y como se expresa en el Talmud, el vino asumía una razón de dos partes agua a una parte vino y, a veces hasta de 3 a 1. Esto era por el alto contenido de alcohol que contenía el vino – tanto como 15% de alcohol por volumen. Aún cuando si se mezclaba con tres partes de agua, todavía tiene 5% de alcohol por volumen – ¡más que una cerveza actual!

Esto es sin mencionar que hay ocaciones que eso de diluir el vino en agua no era bueno (Isaías 1:22)

De hecho, Plinio (el Senador Romano) escribió sobre el vino y decía que éste podía sostener una llama. ¡Para que eso fuese cierto, el vino tenía que contener al menos 30% de alcohol por volumen! ¡Con razón tenían que diluirlo con 8 medidas de agua (hay gente que dice hasta 30!) ¡Se diluía el vino de lo fuerte que era, no para hacer que el alcohol no se sintiese!

Por lo tanto, en el pasaje de Juan 2:1-11 (de las Bodas), el único testimonio bíblico que tenemos sobre cómo era el vino es el del maestro de ceremonias (o maestresala) en los versículos 9 y 10:

“Cuando el maestresala probó el agua hecha vino, sin saber él de dónde era, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo, y le dijo: Todo hombre sirve primero el buen vino, y cuando ya han bebido mucho, entonces el inferior; mas tú has reservado el buen vino hasta ahora.”

Veamos lo que está pasando:

Se supone que se sirva el vino bueno para que después que “hayan bebido mucho” se sirva el vino inferior. La palabra griega methusko que es la que se traduce como “beban mucho”, y significa “entrar en un estado de embriaguez.”. En otras palabras, se bebía el vino bueno para que las personas pudiesten “entrar en un estado de embriaguez” y que no tuviesen problemas al consumir el vino inferior.

____

Pero, antes del trago…

Hay ciertas cosas que tenemos que considerar antes del hecho:

1. No seas ocasión de caer

Si el que tú bebas es una tentación para alguien que no es tan maduro en la fe, no deberías participar de la bebida (Romanos 15:1). Si lo haces, pues, a Jesús que lo explique:

“[…] cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar. ¡Ay del mundo por los tropiezos! porque es necesario que vengan tropiezos, pero ¡ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo!” (Mateo 18:6-7, énfasis añadido)

2. No caigas en tentación

Si beber es de tentación para tí, ¡no lo hagas! Más aún, aléjate de aquellos que sí participan en ello. ¿Cómo sabes que es de tentación? Cuando te sientes que es algo que necesitas y, una vez comiences, se te hace difícil parar. Exponerte voluntariamente al pecado es pecado (Santiago 4:17).

Si eres una persona que ha tenido (o tiene) problemas de alcoholismo – SIEMPRE es pecado beber porque siempre te estás exponiendo a la tentación.

3. Con moderación

Sencillamente puesto: si te emborrachas, pecaste (1 Corintios 6:12).

___

Últimos puntos

Nunca es necesario beber.

Pero, si piensas hacerlo:

  • Conoce tu audiencia
  • Conoce tus límites
  • Siempre se el conductor designado. Siempre.

Recuerda que siempre, SIEMPRE – como Cristianos – tenemos que dar testimonio con TODO lo que hacemos (Colosenses 3:23). Por lo tanto, si te encuentras en una situación en la cual quieres beber, pero tu testimonio está en juego: no lo hagas. ¡Siempre escoge tu testimonio por encima de tu reputación, tus amigos, margaritas o mojitos!

Si estás en una situación en la cual puedes beber (en tu casa, por ejemplo), trata de no excederte. Conoce tus límites. Siempre mantén tu juicio (Oseas 4:11).

¡Gracias por escribir!

___

RELACIONADO:

¿Es pecado tener/hacerte un tatuaje?

¿Cómo se interpreta la Biblia?

La cremación, ¿es pecado?

Anuncios

Acerca de Verdad y Fe.com

Página dedicada a ofrecer argumentos a favor de la existencia de Dios, la veracidad de Biblia y los fundamentos razonables del Cristianismo. Nuestro propósito es fortalecer la fe y el intelecto de los creyentes al igual que provocar el pensamiento y la discusión en los no-creyentes.
Esta entrada fue publicada en Cristianismo, Preguntas y Respuestas, religión, Vida Cristiana y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.