7 Conceptos Erróneos que las personas tienen sobre el Cristianismo

Concepto Erróneo.001

Cuando uno entra en discusiones sobre el Cristianismo, uno tiende a necesitar navegar a través de una serie de conceptos erróneos que la gente tiene sobre el mismo. Aunque la incidencia es mayor entre las personas ajenas al Cristianismo, hay algunos creyentes que tampoco están claros en algunas posturas.

Veamos algunas.

______

#1 – Es una religión política

Aunque hay quienes están profundamente inmersos en la política y utilizan su fe para tomar decisiones en la legislación o en la boleta, al fin y al cabo el Cristianismo se trata de seguir a Dios – no de una agenda política.

Es cierto que parte de nuestro deber como Cristianos es solidarizarnos en contra de injusticias sociales y morales. No obstante, nuestra ciudadanía es de los cielos. Hay quienes manipulan su fe para conformarse a alguna agenda política y pierden de perspectiva que el Cristianismo es mucho más grande que cualquier punto de vista político o autoridad – se trata de seguir a Cristo.

__

#2 – Todos creen exactamente lo mismo

El Cristianismo se compone de diferentes culturas, etnias, doctrinas, tradiciones, teólogos y prácticas, haciéndola una de las religiones más diversas en el mundo.

Por lo cual, más allá de lo que llamamos la Doctrina Esencial, cada iglesia tiene su propia sub-cultura en cuanto a temas de Doctrinas Secundarias y Terciarias. En otras palabras, aunque la unidad es una prioridad, la uniformidad y la conformidad no son algo común en el Cristianismo. El Cristianismo se distingue por su variedad.

__

#3 – Es ilógico y anti-científico

Lo único ilógico es este estereotipo con el cual intentan de desacreditar el Cristianismo.

Como hemos visto antes, el Cristianismo y la ciencia no son enemigos, a pesar de que esta idea se intenta promover por sus opositores. No hay nada en la ciencia que pueda eliminar la necesidad de Dios en este mundo. Al contrario, la misma naturaleza apunta a su Creador (Romanos 1:20).

El Cristianismo se basa en argumentos racionales para establecer la existencia de Dios y la veracidad/confiabilidad de la Biblia. Ser Cristiano implica tener una fe racional, que abraza el conocimiento, el pensamiento crítico, la innovación, ideas nuevas y las verdades que todas estas cosas producen y promueven.

__

#4 – Es feliz y divertido

El Cristianismo tiene muchos momentos felices, pero puede ser sumamente difícil.

Seguir a Cristo requiere sacrificio. Incluye dar, ayudar, ofrecerse como voluntario y participar en trabajo fuerte. Eso de “amar al prójimo” casi nunca es fácil y la vida del Cristiano está repleta pruebas, dolor, sufrimiento, angustia y luchas – cosas que requieren grandes cantidades de gracia, perdón, paciencia y esfuerzo. Como Cristianos entendemos que lo más importante no es ser felices, sino agradarlo a Él – sabiendo que el gozo que nos da la esperanza de vida eterna es mejor y más importante que la felicidad y diversión que se pueda tener.

En fin, la vida Cristiana no es fácil ni cómoda – es sumamente exigente – pero al final vale la pena.

__

#5 – Es la solución a todos tus problemas

El Cristianismo no es una cura mágica para la enfermedad, relaciones rotas, abuso o injusticia. No es un remedio rápido para todo lo que anda mal en tu vida ni en la de los demás.

Desafortunadamente, hay quienes piensan del Cristianismo como un escape – una forma de evadir la realidad cruel de la vida. Sin embargo, el mensaje de Cristo no se trata de evitar los problemas de la vida, sino en enfrentarlos.

Seguir a Jesús implica abrazar esos problemas de la humanidad y luchar, empatizar, ayudar y apoyar a aquellos que son débiles, pobres, enfermos, abandonados y renegados. De muchas formas, el Cristianismo crea más problemas de los que resuelve; es más fácil ignorar al necesitado que invertir tiempo y dinero en esa persona. Sin embargo, la esperanza y las promesas de Jesús nos dan fortalezas para el camino (Juan 16:33).

Cuando los discípulos de Jesús decidieron seguirle, encontraron que sus vidas no se hicieron más cómodas. Fueron perseguidos, torturados y martirizados por la causa de Cristo. ¿Estamos dispuesto a este tipo de compromiso al seguir a Jesús?

__

#6 – La Prosperidad

Es triste pensar que hay quienes han dañado el Cristianismo con el tema de la prosperidad, haciéndolo un método de manipulación para enriquecerse. Es como si Jesús fuese el camino a Dios, y ellos cobran peaje. Prometen prosperidad material y financiera, pero Jesús nunca lo intencionó así.

Ser Cristiano no te garantiza ganancias financieras, físicas, intelectuales, emocionales, profesionales, ni en las relaciones.

Esta manipulación para dar dinero y/o seguir a Cristo por medio de promesas que “serás bendecido” o “serás prosperado” cae cuando nos enfrentamos a una Palabra de Dios que no les interesan tus bienes, sino tu corazón.

Si buscas tranquilidad, prosperidad, fama, éxito material, fortuna y gloria personal, entonces el Cristianismo no es para ti.

__

#7 – Somos moralmente superiores

Los Cristianos somos pecadores, como todos. El hecho de que tengamos de dónde anclar nuestro sentido de bien y mal, no significa que siempre practiquemos la diferencia (aunque, claro, se supone que sí). Por lo tanto, si esperas un ambiente utópico donde todos y cada uno de los integrantes practica generosidad, honestidad, bondad, respeto y amor sin medida dentro del Cristianismo, prepárate para ser decepcionado.

La realidad es fuerte; muchos esperan este ideal – su expectativa de un lugar mágico, libre de muchas cosas que tratan de escapar fuera de la iglesia desaparece. Sin embargo, la razón más probable es porque la iglesia esta llena de personas como uno – buscando la dirección de Dios y tratando de intercambiar su naturaleza pecaminosa por una divina.

Venir a Cristo no nos hace mejor ni más valiosos que otros. Algunos piensan que ser Cristiano automáticamente te coloca por encima de otros – dándole autoridad para juzgar injustamente, enajenar y condenar a otros.

¿Por qué permanecemos en la iglesia? Porque las verdades del Cristianismo van más allá del comportamiento de sus integrantes – sino que depende de Jesús y lo que hizo por nosotros. Aunque ni un sólo Cristiano se comportase como Cristo, no hay fundamento para invalidar el hecho de que Jesús murió y resucitó por nosotros.

__

En fin, el Cristianismo está lleno de muchísimas bendiciones – con muchos momentos de felicidad, paz y aliento. Sin embargo, tenemos que tener cuidado de no estereotipar nuestra fe en algo que no es y nunca se supone que fuese. Dejemos de hacer que la fe Cristiana luzca como no es.

_____

RELACIONADO:

¿Qué pasa cuando la Iglesia no ama como debe?

7 Asuntos que no invalidan la fe Cristiana

3 Maneras que la Iglesia crea Ateos

_____

Traducido y adaptado del artículo original por Stephen Mattson

Anuncios

Acerca de Verdad y Fe.com

Página dedicada a ofrecer argumentos a favor de la existencia de Dios, la veracidad de Biblia y los fundamentos razonables del Cristianismo. Nuestro propósito es fortalecer la fe y el intelecto de los creyentes al igual que provocar el pensamiento y la discusión en los no-creyentes.
Esta entrada fue publicada en Cristianismo, religión, Vida Cristiana y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.