El Mejor Argumento en contra del Cristianismo

Dentro de todos los retos y argumentos que existen para derrotar el Cristianismo hay un punto débil que logra que el Cristianismo sea rechazado con toda la verdad y evidencia que conlleva. Hay un argumento que logra que todo este sistema de creencias sea ignorado en su totalidad – un argumento perfecto para que las personas no reconozcan que el Cristianismo es la verdad y vuelve la apologética inútil.

¿Cuál es el mejor argumento en contra del Cristianismo?

Los Cristianos.

______

Deja que eso se asiente en tu cerebro. El problema no es el Cristianismo, somos nosotros como Cristianos.

¿Por qué?

Según un estudio que hizo el presidente del Barna Research Group, publicado en el libro llamado “UnChristian,” hay tres cosas principales que los Cristianos hacemos que se reflejan de mala forma en el Cristianismo:

1. El “swag” Cristiano – Esto se refiere a ese orgullo que tenemos a la hora de destacarnos como Cristianos. Ese comportamiento de santidad que tenemos porque oramos todos los días y leemos la Biblia más de lo normal. ¿Ese sentido general de superioridad sólo porque eres Cristiano? Eso.

2. La falta de compasión y caridad – Estas enseñanzas de Jesús sobre la compasión y caridad han sido intercambiadas por acciones combativas y sentenciosas, especialmente cuando el Cristiano siente que sus posiciones morales han sido atacadas. Déjame hacerte claro lo que acabo de escribir: Los Cristianos somos más famosos por las cosas que no apoyamos en vez de las cosas que, se supone, promovemos (como la compasión y caridad).

3. Vidas Hipócritas – Ghandi lo dijo mejor: “Me gusta su Cristo, pero no me gustan sus Cristianos. Sus Cristianos son tan diferentes a su Cristo.”

El resumen de estas tres razones apunta a lo mismo: la gente tiende a rechazar el Cristianismo por la forma en la cual algunos Cristianos viven sus vidas.

Obviamente, el Evangelio es ofensivo en sí. La Biblia nos dice que la gente que está en pecado vive en oscuridad y que Jesús es la luz. Al brillar una luz tan resplandeciente en una persona acostumbrada a la oscuridad, vas a recibir algún tipo de odio. Si no lo crees, intenta prenderle la luz a tu cónyuge o a tu “housemate” a las 3am. Simplemente puesto: a las personas no les gusta que les digan que lo que practican en sus vidas está equivocado.

El Cristianismo automáticamente asume un Dador de Ley Moral. Eso significa que Dios tiene un estándar de bien y mal que tiene que ser sostenido – y siempre será visto por los que rechazan a Dios como sentencioso. No sólo eso, sino que la declaración de Jesús cuando dijo que NADIE viene al Padre si no es a través de Él (Juan 14:6), automáticamente juzga a las demás religiones como erróneas y las elimina como posibles caminos a Dios. Es como un balde de agua fría al que piensa que todos vamos al cielo.

El Dr. Robin Schumaher, especialista en estudios neotestamentarios, está de acuerdo:

“Pausemos un momento para un cotejo de la realidad [“reality check”]. En cuanto a ser sentenciosos, se debe considerar que la historia ha demostrado que el mundo y la naturaleza caída del ser humano nunca verá con buenos ojos las declaraciones Bíblicas en contra del pecado que ama y quiere practicar, a pesar de los personajes estereotipados que tienen la Biblia debajo del brazo, el ceño fruncido y el dedo en el aire.

“El único versículo Bíblico que todo no-creyente cita es ‘No juzguéis para que no seais juzgados’ (Mateo 7:1), pero no entienden que (1) la afirmación es un juicio en sí, y (2) Jesús ordenó a sus seguidores a juzgar con justo juicio (Juan 7:24), siempre y cuando saquen primero la viga de sus propios ojos (Mateo 7:5) para poder instruir a otros.”

Hermanos, si los Cristianos son indistinguibles del mundo, mientras que regularmente predicamos en contra de él, no se sorprenda cuando los no-creyentes nos vean y nos señalen como hipócritas.

No es suficiente decir que “no somos perfectos, sólo salvos.” Aunque es cierto, para el no-creyente es una excusa para seguir siendo hipócritas. Necesitamos ser mejores que eso. Somos embajadores de Cristo. Para muchas personas, somos el único ejemplo de Cristo que se encontrarán. Si nuestra muestra de Cristo está manchada por nuestras vidas que no se parecen a la de Cristo, ¿esperamos que esa persona llegue a las conclusiones correctas sobre lo que creemos?

Entonces, ¿cómo cambiamos? ¿Qué hacemos para ser mejores imitadores de Cristo?

Jesús mismo lo dijo: “Entonces llamó a la multitud para que se uniera a los discípulos, y dijo: «Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, tiene que abandonar su manera egoísta de vivir, tomar su cruz y seguirme.»” (Marcos 8:34)

Siempre que busquemos nuestro propio bien por encima de lo que sabemos que es cierto en el Cristianismo, vamos a reflejar a un Cristo falso. A medida que nos sometemos más a Él y Su palabra, entenderemos que no se trata de nosotros – se trata de Él. Jesús nos llamó a vivir en unidad. Eso significa que no vivimos para nosotros mismos, vivimos para nuestros hermanos. Y eso se hace infinitamente difícil cuando somos egoístas en nuestra manera de vivir. ¡Qué sabroso sería vivir para otro sabiendo y confiando que Dios mismo suplirá lo que necesites!

Pablo dijo: “Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo.” (1 Corintios 11:1). Decir estas palabras debe ser la meta de todo Cristiano.

Porque una vida que genuinamente imita a Jesús es la única defensa ante el mejor argumento en contra del Cristianismo.

______

RELACIONADO:

3 Maneras que la Iglesia crea Ateos

5 Razones sobre por qué la gente rechaza el Evangelio

– ¿Es Pecado Juzgar?

Defensa del Cristianismo

Acerca de Verdad y Fe.com

Página dedicada a ofrecer argumentos a favor de la existencia de Dios, la veracidad de Biblia y los fundamentos razonables del Cristianismo. Nuestro propósito es fortalecer la fe y el intelecto de los creyentes al igual que provocar el pensamiento y la discusión en los no-creyentes.
Esta entrada fue publicada en Cristianismo, religión, Vida Cristiana y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.