Argumento de la Moralidad para la Existencia de Dios

La moralidad tiene que ver con las acciones, conductas, decisiones y valores que se definen como el bien o el mal. Cuando hacemos postulados con palabras como “debería”, “se supone”, “no está bien” y otras palabras de deber en cuanto el bien o el mal, estamos hablando de moralidad. Por ejemplo, decir “no está bien torturar a los bebés como método de diversión” es un juicio moral. Todo lo que tenga que ver con el bien o el mal (y qué está bien o mal) es parte de la moralidad.

Pero, ¿de dónde sacamos esta medida sobre qué está bien y qué está mal? ¿Por qué hay cosas que TODOS pensamos que están mal y otras cosas no? ¿Cuál es la medida de moralidad a la cual nosotros nos adscribimos?

____

Veamos el Argumento de la Moralidad para la Existencia de Dios en sus postulados lógicos:

Premisa #1: Si Dios no existe, no existen deberes morales ni valores morales objetivos.
Premisa #2: Existen deberes morales y valores morales objetivos.
Conclusión: Por lo tanto, Dios existe.

___

Defensa de la Premisa #1

¿Qué es algo “objetivo”?

Algo objetivo es algo que no depende del individuo (sujeto), sino con el objeto en discusión. Por ejemplo, si yo digo: “el pastel de chocolate es lo más delicioso del mundo,” estoy diciendo algo que tiene que ver conmigo (el sujeto), no con el pastel (objeto). Es mi preferencia de sabor de pastel. Sin embargo, tú puedes diferir sobre ello. Ahora, si yo digo: “El pastel de chocolate cura el cáncer” ya no tiene que ver conmigo, sino con el pastel (el objeto). No importa si tu preferencia de pastel es otra – estamos hablando de que el pastel de chocolate cura el cáncer. Por lo tanto, estoy diciendo algo objetivo (que tiene que ver con el objeto y no el sujeto) a diferencia de algo subjetivo (que tiene que ver con el sujeto y no con el objeto).

Cuando decimos que la moralidad es objetiva, estamos hablando de que lo que decide si una conducta moral es buena o es mala no es el sujeto. Es decir, los valores morales existen sin importar que un individuo o una cultura crea que existen o no. Yo no soy el que decide si lo que hago está bien o está mal, sino que hay un estándar – una medida, un “objeto,” por así decirlo – con lo cual tiene que ver la moralidad. Cuando ya hay algo que define lo que está bien, entonces tenemos un deber moral de llevarlo a cabo porque, aunque este deber está en nosotros, no nace de nosotros.

Este argumento prueba que ese estándar (u “objeto”) de moralidad y quién nos da ese deber moral es Dios.

¿Qué pasa si Dios no existe?

Si Dios no existe, entonces no existe una medida fija o un estándar moral que define qué es lo correcto (o bueno) y qué es lo incorrecto (o malo), moralmente hablando. Eso significa que cada sujeto tiene derecho a definir la moralidad como bien le parezca, cada cual determina ese estándar moral y desaparece ese “deber” moral. Esto es lo que se conoce como relatividad moral y hay muchos que abogan por esto (especialmente en las áreas de sexualidad). Estas personas declaran una moralidad neutral – donde cada cual decide lo que está bien para sí. Pero, en la práctica, esto no es una realidad. Cualquiera es moralmente neutral y relativista hasta que le matan un hijo o le roban un carro. Entonces, la persona que les hizo daño está absoluta y objetivamente mal, aunque esa persona estuviese definiendo para sí lo que está bien y lo que está mal.

Si Dios no existe, no tenemos una explicación satisfactoria de por qué todas las naciones, tribus y culturas castigan objetivamente cosas como el asesinato o el robo. Sin Dios, no se puede explicar el por qué existen – ni cómo aparecieron – estas “leyes” morales desde los cosmos. Tampoco pueden explicar por qué el ser humano tiene un valor moral mayor que los animales – ni por qué los seres humanos son igualmente valiosos entre sí. No habría razón para tratar a los seres humanos con la misma dignidad ni con el mismo valor, porque cada cual sería el valor máximo de la moralidad para sí mismo. ¿Qué nos da este valor intrínseco, si todos somos tan diferentes?

Si Dios no existiese – y, por consiguiente, tampoco los valores objetivos morales – entonces no tenemos base para decir que hay diferencias morales entre lo que hizo Adolf Hitler y lo que hizo la Madre Teresa de Calcuta. No podemos decir que violar a un niño sexualmente está mal – sólo podemos decir que no es una preferencia personal.

Algunas Refutaciones

Algunos argumentan que la moralidad evolucionó de la mentalidad de “manada” – lo que es bueno y beneficioso para la manada, es lo que se debe hacer; lo moralmente correcto. Sin embargo, esto no contesta por qué “evolucionó” esta tendencia ni por qué los seres humanos tienen prácticas que no benefician a la “manada” – como, cuidar de los envejecientes que ya no se pueden reproducir ni trabajar o dejar vivir a aquellos que tienen enfermedades genéticas, que tampoco aportan a una “manada” saludable.

Otros argumentan que la moralidad es una construcción social y que la sociedad determina qué está bien y qué está mal (conocido como “Convencionalismo”). Esto explica porqué algunas sociedades hacen cosas que otras sociedades consideran que está mal. Sin embargo, estas refutaciones fallan en dos aspectos. Primero, si la sociedad determina lo que está bien y está mal, entonces no tenemos fundamento para decir que la exterminación de los judíos por parte de los Nazi estuvo mal – porque eso era legal y permitido en la sociedad y cultura de Alemania. En este sentido, fue innecesario entrar en guerra y enjuiciar a los líderes Nazistas, porque ellos se estaban dejando llevar por su sociedad. Segundo, todas las culturas tienen los mismos valores morales, pero diferentes hechos sobre ellos. En India, por ejemplo, se cree que las vacas son las reencarnaciones de las almas de personas, por lo tanto no se comen las vacas. En la cultura occidental, no comemos los cuerpos de las personas que han muerto. Es el mismo valor: No comer las personas que han fallecido, la diferencia es el hecho por el cual se logra. En otras palabras, aunque las aplicaciones y las expresiones de los principios morales puede diferir de cultura en cultura, los principios morales básicos en los cuales se basan dichas expresiones son aplicables en toda cultura.

____

Defensa de la Premisa #2

Existen valores objetivos morales

Hay ciertos valores morales sobre los cuales TODOS estamos de acuerdo, sin importar trasfondo, cultura, etnicidad, país, et cétera; como: no podemos matar a otra persona, no podemos torturar a personas por diversión o violar sexualmente a alguien – entre otras cosas. Cuando una persona dice “No podemos decir que torturar a niños de dos años para divertirse es malo,” no necesita argumento en contra – esa persona se engaña a sí misma. Inmediatamente, el que escucha a esta persona sabe que necesita ayuda profesional porque lo que está diciendo NO es normal. Hasta los relativistas morales dicen cosas como “Yo tengo derechos” o “Se debe ser tolerante,” pero los principios de los derechos y la tolerancia están enterrados dentro de una moralidad absoluta y objetiva.

Los valores objetivos morales son vistos en las reacciones de las personas. Cualquiera puede accionar (o actuar) según el relativismo moral, pero cuando sufren injusticia reaccionan de acuerdo con los valores objetivos morales que llevan por dentro. Este conocimiento básico del bien y el mal es aparte de la Biblia y de Jesús (Romanos 2:14-15). ¿De dónde sale este conocimiento? Es parte de lo que compone nuestra imagen y semejanza a Dios (Génesis 1:26-27).

Por lo tanto, los principios morales básicos no son inventados, son descubiertos.

Reformas morales – como, por ejemplo, la abolición de la esclavitud o derechos civiles para la mujer y los negros – no tienen sentido alguno si se basan en una moral relativa y subjetiva. Aunque tome tiempo (a veces muchos años) crear un ambiente para reforma, no implica que la moralidad evoluciona con la historia humana, ni que el ser humano la inventó. Lo que sugiere es que los principios morales pueden ser descubiertos y son dignos de encontrar – cueste lo que cueste.

El filósofo ateo Kai Nielsen lo dijo así:

“Es más razonable creer que cosas tan elementales [como abusar de una esposa o un hijo] son malas que creer cualquier dudosa teoría que diga que no podemos saber con certidumbre si estas cosas son malas. Yo creo firmemente que esto es fundamental y correcto y que cualquiera que no lo cree, no ha profundizado lo suficiente sobre sus creencias morales.” (del libro: Ethics Without God, pág 10-11)

____

Conclusión: Dios Existe

He escuchado que “el ateo puede ser bueno sin Dios.”

El ateo Michael Martin dice que los Cristianos tienen las mismas razones que los ateos para condenar la violación sexual (u otras conductas inmorales): viola los derechos de la víctima, daña la sociedad, etc. De seguro, lo que Martin quiere decir es que los ateos pueden concer el bien sin Dios – y es cierto. Como todo ser humano está creado a la imagen de Dios, pueden conocer el bien sin conocer a Dios. Sin embargo, eso de ser bueno es otra cosa. Al suprimir la existencia de Dios, el ateo no tiene fundamento para darle valor al ser humano – ni siquiera responsabilidad moral a favor de él. Los Cristianos sí pueden arraigar cosas como los derechos humanos y su dignidad porque entendemos que todos fuimos hechos a la imagen de un Ser supremo y eternamente valioso.

Piénsalo.

¿Cómo alguien que no cree en Dios explica el hecho de que todos los seres humanos somos igualmente valiosos? Hay gente flaca y gorda; unos más inteligente que otros; otros más bonitos; otros más fuertes. ¿Qué  valor tienen en común todos los seres humanos, si no están todos hechos a la imagen de Dios? No hablo de qué es lo que nos separa de los animales, sino qué nos une los unos a los otros.

Personas racionales con valor intrínseco no salen de procesos impersonales, inconcientes, no-guiados y sin valor a través del tiempo. Un Dios personal, conciente de sí mismo, con propósito y bueno provee el contexto natural y necesario para la existencia de personas humanas con valor, derechos y responsabilidad moral. En otras palabras, la personalidad y la moralidad están necesariamente conectados: los valores morales están en nuestra persona. Sin Dios (es decir, sin un Ser personal), ninguna persona – y, por ende, ningún valor moral – existiese. Sólo si Dios existe podemos realizar las propiedades morales.

_____

[Relacionado:

La Moralidad: ¿Subjetiva u Objetiva?

El Mito de la Moralidad Neutral

Anuncios

Acerca de Verdad y Fe.com

Página dedicada a ofrecer argumentos a favor de la existencia de Dios, la veracidad de Biblia y los fundamentos razonables del Cristianismo. Nuestro propósito es fortalecer la fe y el intelecto de los creyentes al igual que provocar el pensamiento y la discusión en los no-creyentes.
Esta entrada fue publicada en apologética, Cristianismo, religión y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.