¿Cómo puedo buscar de Dios?

HoraQuieta

Una de las cosas más básicas del Cristianismo es buscar de Dios – ¡es lo primero que nos dicen que hagamos! Un tiempo de devoción a Él (tiempo devocional) es esencial para nuestro crecimiento en Dios.

Pero, ¿cómo busco a Dios? ¿Cómo me acerco a Dios? ¿Qué tengo que hacer durante este tiempo devocional?

_______

Es imprscindible.

Querer amar a Dios inevitablemente significa pasar tiempo con Él y Su Palabra. Así como es difícil ser una buena pareja cuando no pasan tiempo juntos, es difícil ser Cristiano sin tener un tiempo devocional a Dios en el cual puedas adorarle, estar con Su Palabra y depositar tus cargas en Él.

_______

La Hora Quieta

A nosotros nos encanta que nos digan el cómo junto con el qué. ¿Tenemos que buscar a Dios? ¡Genial! ¿Cómo lo hacemos?

Les presentamos La Hora Quieta.

La Hora Quieta es una herramienta práctica para dividir tu tiempo decovional a Dios y saber qué hacer durante el mismo. [Primero les presentaremos La Hora Quieta y luego algunas de nuestras recomendaciones y algunos enlaces importantes.]

¿Listos?

______

5 minutos – Preséntate

Empieza sacando unos minutos para presentarte delante del Señor. ¿Qué significa esto? Dile al Señor que has apartado este tiempo para Él. Pídele que te quite cualquier distracción que pueda quitarte tiempo de estar con Él – distracciones externas (ruidos, llamadas, Facebook, etc) y también las internas (pensamientos divagantes, sueño, cansancio, etc.) Aprovecha este momento para preparar tu corazón para lo que Dios quiere ministrarte.

5 minutos – Perdón de pecados

Queremos presentarnos limipios y sin manchas ante un Dios Santo. El pecado impide que lleguemos ante Él. Por eso es que le pedimos a Jesús que nos limpie de pecados. Confiesa tus pecados con nombre y apellido: ¡se totalmente transparente! Dios ya los sabe, pero el confesar hace que nosotros mismos nos concienticemos de nuestras fallas y de nuestra necesidad de Dios. Recuerda la esperanza que nos ofrece el Señor:

“Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9)

10 minutos – Adoración

En estos 10 minutos, adórale. Si cantas, adorale con canciones. ¿Escribes? ¡Recítale un poema! ¿No sabes ni cantar ni escribir? Entonces, ¡ponte los audífonos y busca canciones de personas que sí lo sepan hacer! Medita en la grandeza, el amor y la bondad de Aquel que te ha sacado de las tinieblas y te ha llamado a Su luz admirable. Léele un Salmo en voz alta. Danza. ADORA. Eleva una alabanza nueva de tu corazón. No se trata de ti – ¡se trata de ÉL!

25 minutos – Biblia

Esta es de las partes más importantes. La Biblia es el momento en el cual Dios nos habla a nosotros. Aquí encontramos sabiduría y verdad para vivir nuestro día a día formando el carácter de Cristo sobre nosotros. Leer la Biblia no es sólo leer el “versículo del día” de tu aplicación móvil bíblica, requiere lectura y pensamiento crítico. ¿No sabes dónde empezar a leer? ¿Nunca la has leído? Pues, aquí te damos nuestras recomendaciones. Además, hay unos consejos prácticos para leer y estudiar la Biblia, al igual que algunas recomendaciones por si se te hace difícil leer la Biblia. [Muchos más recursos pulsando aquí.]

Si quieres, lee por 20 minutos y utilizas los últimos 5 minutos para memorizar un versículo que te haya gustado, ministrado o bendecido. Hazlo tu “versículo del día” personal. Postéalo por tu red social favorita, escríbelo en un papel y lo pones en tu nevera, o en tu cubículo en el trabajo (¡si es que se permite!). No dejes de leer Biblia!

¿Quieres escuchar la voz de Dios audiblemente? Lée la Biblia en voz alta. (Justin Peters)

10 minutos – Peticiones de los demás

Orar por las peticiones de los demás – y NO por las TUYAS – hace que tu amor por el prójimo crezca; ayuda a crear unidad entre los miembros del Cuerpo de Cristo, así como Jesús anhelaba en Juan 17:21. Es através de ese amor y unidad que nos tenemos unos a otros que todo el mundo sabrá que Jesús es el hijo de Dios. Y todo comienza con la disciplina de negarte a ti mismo y amar al prójimo. Piénsalo: si todos nos ocupamos por las peticiones de los demás, ¡siempre habrá alguien orando y preocupándose por las tuyas! Así que compra una libretita, utiliza cualquier aplicación móvil de anotaciones, o cualquier método de apuntar las peticiones que escuches de tus hermanos en Cristo. ¿Tienes pocas? ¿Te sobra el tiempo? ¡Basta con leer noticias y encontrarás a alguien que necesite oración!

5 minutos – peticiones personales y agradecimiento

Si tienes alguna petición de urgencia, preséntala. Dile a Dios que dependes de Su gracia y misericordia. Además, cierra este tiempo devocional agradeciéndole a Dios el privilegio de poder estar en Su presencia.

_________

Recomendaciones

  • No tienes que comenzar haciendo u obligándote a hacer una hora. Comienza con 30 mins (haz todo a la mitad). ¡Te aseguramos que la presencia de Dios es adictiva y pronto una hora no te va a dar!
  • Busca un tiempo que sea cómodo para ti. Nos encanta comenzar el día con la presencia de Dios, pero lo importante es sacar un tiempo – cualquier momento – para buscar a Dios TODOS los días. ¿Se te hace muy difícil por las mañanas? Saca un tiempo en la tarde. ¿No puede ni por la tarde ni por la mañana? Enciérrate en tu auto, enciende el aire acondicionado y adora a Dios al mediodía.
  • Se intencional sacando tiempo para Dios. No le des a Dios el tiempo que sobre. Si amas a Dios y es lo más importante en tu vida, ¿cómo es que no estás dispuesto a levantarte una hora más temprano para buscarlo y estar con Él? Cuando estamos enamorados de una persona, movemos cielo y tierra para que esa persona sea feliz – ¿cómo no haremos lo mismo con Aquel que nos dio la vida?

_________

Enlaces importantes:

_________

Anuncios

Acerca de Verdad y Fe.com

Página dedicada a ofrecer argumentos a favor de la existencia de Dios, la veracidad de Biblia y los fundamentos razonables del Cristianismo. Nuestro propósito es fortalecer la fe y el intelecto de los creyentes al igual que provocar el pensamiento y la discusión en los no-creyentes.
Esta entrada fue publicada en apologética, Biblia, Cristianismo, Vida Cristiana y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.