¿Cómo se divide la Biblia?

Artículo escrito por nuestros amigos de MensajeDoLoAlto.com, colaborando para VerdadyFe con este artículo. ¡Gracias, MensajeDeLoAlto!

Por lo general empezamos dividiendo la Biblia en dos partes: El Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento. (Todos los libros antes de Cristo son del Antiguo Testamento, y todos los libros después de Cristo son del Nuevo Testamento.)

El Antiguo Testamento –  Hay muchas otras maneras de dividir la Biblia. Jesús divide el Antiguo Testamento de la misma forma en que los judíos de su tiempo lo hicieron. Hay tres partes:

La Ley: Los cinco libros de Moisés, y los primeros libros de la Biblia. También conocido como la Torá o el Pentateuco.

Los Profetas: Los profetas y otros libros en la lista abajo.

Los Salmos: Los libros en el Antiguo Testamento empezando con los Salmos (en el orden judío). También conocido como los Escritos.

Actualmente una de las divisiones más usual puede ser la siguiente:

Pentateuco:

Génesis
Éxodo

Levítico
Números
Deutoronomio

Libros históricos:

Josué
Jueces
Rut
1 Samuel
2 Samuel
1 Reyes

2 Reyes
1 Crónicas
2 Crónicas
Esdras
Nehemías
Ester

Libros poéticos:

Job
Salmos
Proverbios
Eclesiastés
Cantares

Libros proféticos mayores:

Isaías
Jeremías
Lamentaciones
Ezequiel
Daniel

Libros proféticos menores:

Oseas
Joel
Amós
Abdías

Jonás
Miqueas
Nahúm
Habacuc
Sofonías
Hageo
Zacarías
Malaquías

Nuevo Testamento: En el tenemos los cuatro Evangelios (Mateo, Marcos, Lucas, Juan).  Después el libro histórico, Hechos. Siguiente tenemos los Epístolas Paulinas (Romanos, 1Corinthios, 2Corinthions, Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, 1Tesalonicenses, 2Tesalonicenses, 1Timoteo, 2Timoteo, Tito, Filemón), y los Epístolas Generales (Hebreos, Santiago, 1Pedro, 2Pedro, 1Juan, 2Juan, 3Juan, Judas, Apocalipsis).  A veces Apocalipsis (o Revelación) Se enumera por separado como un libro apocalíptico o profético.

Nota: Algunos autores le atribuyen a Pablo la Epístola a los Hebreos.

La palabra ‘Biblia’ proviene del griego y significa ‘los libros’. De hecho es un libro formado por 66 libros (valga la redundancia).

Cada libro de la Biblia se divide en capítulos y cada capítulo en versículos. Esta división fue creada para facilitar las búsquedas y las citas. Para citar la Biblia se utiliza una norma estándar en la que se incluyen los elementos siguientes: Nombre del libro, capítulos, versículos. El nombre del libro se pondrá primero y seguidamente el número del capítulo. Si hay varios capítulos correlativos se separarán por guion (-) y se indicarán el inicial y el final. Si los capítulos no son correlativos se separarán por comas (,). El número de versículo se separará del capítulo mediante dos puntos (:). Al igual que en los capítulos, la indicación de varios versículos se separará por comas (,) o por guion (-) dependiendo de si son o no correlativos. Varias referencias se separarán por punto y coma (;).

La Biblia es el libro más vendido y el más traducido (más de 2400 idiomas o dialectos). Según tabulaciones recientes el ser el Libro más vendido no es garantía de ser el más leído. Con todo corazón rogamos a Dios que la pasión por su palabra crezca en ti, cada día más y que no seas parte de esa estadística.

Hoy es un buen día para iniciar un plan de lectura, si necesitas ayuda ponte en contacto pastores, lideres o hermanos en la Fe que con gusto te ayudaran.

Nota por VerdadyFe: Este artículo solo incluye los 66 libros del Nuevo Testamento y Antiguo Testamendo. No se toman en consideración los libros deuterocanónicos que no apoyamos en nuestro credo. Para más información sobre nuestro credo pulsar aquí.

Para ver el artículo original oprima aquí.

_

Artículos Relacionados:

Consejos Prácticos para Estudiar la Biblia
¿Dónde debo empezar a leer la Biblia?
Cómo Interpretar la Biblia

Anuncios

Acerca de Verdad y Fe.com

Página dedicada a ofrecer argumentos a favor de la existencia de Dios, la veracidad de Biblia y los fundamentos razonables del Cristianismo. Nuestro propósito es fortalecer la fe y el intelecto de los creyentes al igual que provocar el pensamiento y la discusión en los no-creyentes.
Esta entrada fue publicada en Biblia, Cristianismo, religión, Vida Cristiana. Guarda el enlace permanente.