Star Wars: The Force Awakens

630320

Foto de: wallpaperstreet.in

Hace mucho tiempo atrás,
en una casa la cual queda hoy muy, muy lejos…

Un niño, acostado en su cama mientras miraba al piso extendía su mano vigorosamente con el propósito de hacer llegar su espada de plástico retráctil la cual estaba un poco separada de él.  El juguete nunca obedeció a su intención, pero esto no canceló el deseo profundo de poder mover cosas sin tocarlas y de salvar a la Galaxia de las fuerzas del mal.

Curioso como las cosmovisiones suelen entrar a nuestro subconsciente libremente y si no estamos pendientes, las abrazamos como posibles. Por muchos años, la espiritualidad presentada en Star Wars, me parecía una posible. La trilogía original había dejado marcado mi corazón. Yo sería un Jedi. Aunque no manifestase la Fuerza, esta seguramente sería cierta.

¿Qué es la Fuerza?

Ahora que ha salido Star Wars: The Force Awakens, muchos están encontrándose con este fenómeno de la Fuerza nuevamente, o por primera vez. Pero, ¿Qué es la Fuerza? Según Obi-Wan Kenobi, en A New Hope, ésta es:

“Bueno, la Fuerza es lo que le da al Jedi su poder. Es un campo energético creado por todos los organismos vivos. Nos rodea y nos penetra; mantiene a la Galaxia unida.”

Muchos hoy día, sin darse cuenta, adoptan una visión muy similar a esta. Afirman que Dios es una energía. Incluso adoptan que el bien y el mal no existen. Sino que como en Star Wars, el lado claro y obscuro son la misma fuerza, pero utilizadas con propósitos diferentes. No hay baluartes objetivos. Ambas posturas son igualmente valiosas. Sólo que el lado oscuro, al ser egoísta, deja a los demás fuera y entonces no se le permite continuar – por eso la guerra continua. Por lo que es relativista en cuestión de la moral, a la vez que abogan por lo objetivo. Se contradice, tal como en la vida real.

La Fuerza en nuestra Realidad

Pero lo que deseo destacar en esta entrada es el aspecto de un Dios que es una Energía/Fuerza. Verás, si observamos lo que existe notaremos algo, y es que existe un orden para las cosas. Los planetas siguen sus órbitas. La luna permanece a la distancia perfecta para controlar nuestras mareas, Las temporadas del planeta permiten que la naturaleza sea saludable lo suficiente como para proveer para las especies, etc… Si observamos el universo, vemos cómo las cosas están organizadas y diseñadas. Una Fuerza/Energía no puede ser personal. Si no es personal no posee voluntad, contrario a la Fuerza ficticia de Star Wars. La Fuerza de la Gravedad, por ejemplo, no puede decidir si la taza de Star Wars que tengo en mi escritorio, salta y se va al piso, derramando todo mi café en el piso y haciéndome llorar amargamente al mismo tiempo. No puede orquestar la salida de un gobierno opresor… En fin, simplemente hace su función.

El que algo haga su función, presupone que fue diseñado para que sea así, por lo que una Fuerza que actúa de cierta manera, es producto de un diseño. Entonces, aún si existiera tal fuerza/energía, necesita de un Diseñador que la haga funcionar de tal manera.

Si pensamos en otro ejemplo, las ondas microondas que usas para calentar palomitas de maíz, para ver las otras seis películas de Star Wars en tu hogar funcionan con excelencia dentro del horno microondas. Pero no esperes que estas ondas salgan del horno y calienten tus pies en la noche cuando tienes frío. Funcionan para calentar, pero no tienen la voluntad de actuar a tu favor ni de provocar algo por decisión. La energía cubre su función, pero no se sale de ella. Puede ser manipulada para funcionar a nuestro favor (calentar palomitas) pero sólo cuando hay una mente que la controla.

La Fuerza Se Despierta

Incluso si el mundo de Star Wars fuese cierto, la Fuerza, sería algo que Dios programó para funcionar así. Pero si fue Dios quién lo programó, hace sentido que nos inclinemos a rechazar a quien usa la fuerza en su lado oscuro. Tendríamos un estandarte objetivo de lo que es bueno; Dios.

¡Qué bueno que se despierte esta nueva ola de fanáticos de estas películas!

Es importante que nosotros los que profesamos ser Cristianos, estemos claro de las presuposiciones de una película tan popular como esta. Después de todo, se convierte en un momento excelente para hablar de temas espirituales con cualquiera. Es un momento oportuno, para señalar por qué en la vida real, esta cosmovisión falla, aunque se vea fenomenal en las pantallas grandes del cine.

Este es el momento de hablar con nuestros amigos que realmente hay alguien quien nos da poder (1Ped 2:9), puede vivir en nosotros (Hc8:17) y sostiene todo lo que existe (Hc 17: 28). Este es momento oportuno para traer a Cristo a nuestras conversaciones. ¿Te parece?

Que el  Señor te acompañe. Siempre.

______

RELACIONADO:

– ¿Qué significa adorar en Espíritu y Verdad?

– Argumento Teleológico para la Existencia de Dios

– Argumento de la Moralidad para la Existencia de Dios

¿Dios Existe?

Acerca de Rick

Seguidor de Jesús, esposo, padre, escritor y conferenciante. Buscándole la 5ta pata al gato y luego cuestionando el "¿por qué?".
Esta entrada fue publicada en apologética, Preguntas y Respuestas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.