¿La evolución prueba que Dios no existe?

<
El famosísimo ateo Richard Dawkins afirma: “Sin duda alguna, la evolución es un hecho” y afirma que ningún científico respetado diría lo contrario. Más allá, como muchos ateos, dicen que la evolución prueba que Dios no existe.

¿Tienen razón?

____

La pregunta correcta

Lo que sucede con la temática de la evolución es que la pregunta correcta no es “¿Es cierta la teoría de la evolución?” Muchos Cristianos cometemos el error de decir “si es una teoría, ¡no ha sido probada cierta!” Sin embargo, decir esto demuestra es una falta de conocimiento del proceso científico.

La HIPÓTESIS es lo que no ha sido probado como cierto. La TEORÍA CIENTÍFICA es algo que ya ha sido probado para explicar y predecir ciertos eventos, fenómenos naturales, etc. Por lo tanto, al decir que la evolución es una teoría científica, ya estamos diciendo que es cierta para explicar y predecir ciertas ocurencias en el mundo natural. Así que, la pregunta no es “¿Es cierta la evolución?” porque la evolución es cierta.

La pregunta correcta es: “¿HASTA DÓNDE APLICA la evolución?”

La razón por la cual la evolución no se categoriza como una LEY CIENTÍFICA es precisamente porque no puede explicarlo todo ni se puede aplicar absolutamente. La evolución explica cómo los organismos se adaptan a sus entornos. Explica cómo un renacuajo termina como rana o una oruga en una mariposa. Explica porqué hay diferentes especies del mismo animal. La parte de la evolución conocida como “selección natural” explica cómo se mantienen y propagan las especies sobre la faz de la Tierra. La evolución explica las mutaciones que vemos en algunos organismos. En fin, explica MUCHAS cosas interesantísimas y necesarias.

Ahora bien, la evolución NO explica cómo ni de dónde surgió la vida; no puede explicar el proceso que tuvo una molécula hasta ser humano. No explica cómo algo viviente surgió de algo no viviente. No explica el origen de la información genética. No explica la moralidad ni el origen de la conducta de ciertos tipos de relaciones mutualistas observadas en la naturaleza, entre muchísimas otras cosas. La tela de la evolución no estira para arropar tanto. Aquí, ya no aplica.

Por lo tanto, los Cristianos creemos en la teoría del Diseño Inteligente. Entendemos que un Diseñador Inteligente creó la vida y le dió la capacidad biológica de adaptarse a sus entornos. ¿Se esperaría algo menos de una mente infinita?

_____

Propagando la evolución

Tristemente, como la evolución no aguanta escrutinio en las áreas que los ateos utilizan para desprobar la existencia de Dios, se ven en la obligación de enseñársela a los niños (que no saben someter la teoría al escrutinio) para que crezcan creyendo – ciegamente – sólo un lado pequeño de la realidad.

¿Richard Dawkins? Él cree en el Diseño Inteligente también, pero en un diferente diseñador. Richard Dawkins, en el documental titulado “Expelled: No Intelligence Allowed” (traducción: “Expulsado: No Se Permite Inteligencia”), admitió que existe una posibilidad que extraterrestres sembraron la vida en la tierra.

La realidad es que la evolución – aunque explica muchas cosas – no lo explica todo. La evolución no prueba que Dios no existe.

Es más, aún si la evolución llega a explicar todo lo que actualmente no explica, comoquiera no significa que Dios no existe. Porque, ¿quién quita que la evolución pudo haber sido un mecanismo hecho por Dios? Aunque haya una explicación absulutamente naturalista para todo lo que existe en el universo observable, comoquiera no significa que Dios no lo diseñó para que funcionase de esa manera (esto lo tocamos más a fondo en nuestro artículo del “Dios de los Agujeros“).

Recordemos que la ciencia sólo explica el cómo – no el por qué.

____

Relacionado:

– El Dios de los Agujero: La guerra imaginaria entre la Ciencia y la Religión

[Visita nuestra sección de Ciencia y Fe]

Acerca de Verdad y Fe.com

Página dedicada a ofrecer argumentos a favor de la existencia de Dios, la veracidad de Biblia y los fundamentos razonables del Cristianismo. Nuestro propósito es fortalecer la fe y el intelecto de los creyentes al igual que provocar el pensamiento y la discusión en los no-creyentes.
Esta entrada fue publicada en apologética, Cristianismo, religión y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.