¿Cómo Peleo Contra la Ansiedad?

post_img4

En este tiempo de Distanciamiento social y de cuarentena por causa del COVID-19, ¿Cómo has experimentado la inseguridad o ansiedad? ¿Tu paz, se ha visto afectada por toda esta pandemia?

La Ansiedad es uno de esos temas del que la Biblia habla por montones. Es un tema que está en la superficie de las conversaciones hoy en día. Todos hablan de ella. Mucho incluso afirman padecer de ella.

Según el diccionario en línea, Wordreference.com, Ansiedad se define así:

Screen Shot 2020-04-05 at 8.27.11 AMSeamos honestos, con todo lo que está ocurriendo en el Mundo, la ansiedad se ha apoderado de muchos. Se ve en los comentarios en las Redes Sociales y en nuestros chats de WhatsApp. La agitación, inquietud y angustia es notable en los rostros que vemos en los Facetime o en las conferencias por Zoom.

Ahora, sí es cierto que existen condiciones psico-físicas que producen la ansiedad extrema y los ataques de pánico (por ejemplo: las fobias incontrolables). Esto es un problema de real. Puede ser una condición física. Si fuese una condición extrema, incluso existen medicamentos para ella.

Sin embargo, la ansiedad también es identificada por la Biblia como falta de confianza en Dios (falta de fe). Por eso Jesús y Pablo nos instan a no ser ansiosos. Es un padecimiento pecaminoso del que podemos ser libres, ejercitando nuestra fe.

Aquí algunos textos bíblicos al respecto:

Mateo 6:25-26 (NTV) (y hasta el v.34)
“25 »Por eso les digo que no se preocupen por la vida diaria, si tendrán suficiente alimento y bebida, o suficiente ropa para vestirse. ¿Acaso no es la vida más que la comida y el cuerpo más que la ropa? 26 Miren los pájaros. No plantan ni cosechan ni guardan comida en graneros, porque el Padre celestial los alimenta. ¿Y no son ustedes para él mucho más valiosos que ellos?”

Mateo 10:19 (NTV)
“Cuando los arresten, no se preocupen por cómo responder o qué decir. Dios les dará
las palabras apropiadas en el momento preciso.”

Filipenses 4:6 (NTV)
No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios
lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho.” 

Reconocer que Dios es soberano sobre todo, es el piso que tanto necesitamos para nuestras vidas. Reconocer que lo que dice el Salmo 40: 2 es cierto:

“Me sacó del foso de desesperación, del lodo y del fango. Puso mis pies sobre suelo firme y a medida que yo caminaba, me estabilizó.”

La ansiedad es la falta de reconocer que hay piso firme bajo nuestros pies. Entonces, Dios se asegura que no estemos caminando en el vació. Bajo nuestros pies no hay aire, sino que Él ha puesto roca a nuestros pies. ¡Se ha puesto Él mismo! Él es la roca que nos sostiene. Él es quien nos dirige y nos cobija. Como afirma Hechos 17:28:

28 Pues en él vivimos, nos movemos y existimos. Como dijeron algunos de sus propios poetas: “Nosotros somos su descendencia”.”

¿Cómo hacemos para recordar esta verdad?

Somos olvidadizos. Es un hecho. Por eso mismo necesitamos una dieta constante de la Palabra de Dios en nuestra vida. Desde que comenzamos a hablar del tema, hemos estado viendo diversos textos bíblicos con el propósito de alimentar nuestra fe para dejar ir a la ansiedad. La lógica detrás de esto es que, si en efecto Jesús y Pablo tenían razón y la ansiedad es en su raíz, producto de la falta de fe, necesitamos Palabra de Dios para aumentar nuestra fe:

17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.
Romanos 10:17 (RVR1960)

Ahora, sabemos que la pandemia que está ocurriendo en el Planeta nos mueve al punto de socavar nuestra paz mental. Pero precisamente es esa paz mental, la que sólo hallamos en Dios mismo. Nuestro sosiego, nuestro socorro de cualquiera que sea la turbulencia que nos arropa, no la hallamos en nosotros mismos ni en lo que podamos hacer nosotros:

Levanto la vista hacia las montañas, ¿viene de allí mi ayuda? 2 ¡Mi ayuda viene del Señor, quien hizo el cielo y la tierra! ~Salmos 121: 1-2

¿Cómo lograr dormir en paz?

Si necesitamos una respuesta clara al problema del insomnio que causa la ansiedad, específicamente el insomnio por la ansiedad colectiva de un mundo bajo los efectos del COVID-19, nuevamente la Palabra tiene algo que decir al respecto:

24 Puedes irte a dormir sin miedo; te acostarás y dormirás profundamente. 25 No hay por qué temer la calamidad repentina ni la destrucción que viene sobre los perversos, 26 porque el Señor es tu seguridad. Él cuidará que tu pie no caiga en una trampa.” Proverbios 3:24-26 (NTV)

Podemos cerrar nuestros ojos para dormir. Si eres Hijo De Dios, no hay por qué temer a los efectos del Coronavirus ni la muerte, pues le pertenecemos al Señor. Si somos del Dueño y Señor del Universo, ¿A qué podemos temer? 

8 Si vivimos, es para honrar al Señor, y si morimos, es para honrar al Señor. Entonces, tanto si vivimos como si morimos, pertenecemos al Señor. 9 Cristo murió y resucitó con este propósito: ser Señor de los vivos y de los muertos.” ~Romanos 14:8-9 (NTV)

31 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?
32
El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?” ~Romanos 8:31-32 (RVR1960)

Ser de Dios, osea tener a Cristo, ser suyo–nos trae gran paz. El conocimiento de ser de Dios, disipa las incertidumbres. Ya no importa lo que la gente piense de mí, porque ya cuadré cuentas con Dios, quien es el Rey sobre todo. Tampoco temo a nada, incluso a la muerte, porque ya cuadré cuentas con Dios, quien es el dueño de la Vida.

Pero, ¿somos de Él? Cabe la posibilidad que estés atravesando una profunda ansiedad, porque sabes en lo profundo de tu interior que no estás bien con el Señor. Si ese es el génesis de tu ansiedad, hoy Dios trae salvación y vida eterna a ti, para que dejes a un lado el temor y seas libre en Él. Hoy es un buen día para recibirle.

pero a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios.” ~Juan 1:12 (NTV)

Atando Cabos

Hoy, ejercita tu fe. Esta noche o en el momento de la incertidumbre, cuando la ansiedad asoma su fea cara; predícate a ti mismo las verdades bíblicas que hemos repasado hoy aquí. Lleva todo tu temor a la presencia de Jesús y afirma a tu alma que Dios está en control. Si cuida de los pajaritos del campo, cómo no cuidará de sus hijos. ¡Somos Hijos adoptados por Dios! Él tiene cuidados extremos de nosotros. ¡Jesús fue hasta la cruz para salvarnos! También tendrá cuidados en medio de estos sismos actuales.


Recursos Adicionales:
• “Anxiety: Sin, Disorder, or Both?” Desiring God, 16 Jan. 2020, www.desiringgod.org/interviews/anxiety-sin-disorder-or-both.
• “How to Fight Anxiety.” Desiring God, 16 Jan. 2020, http://www.desiringgod.org/articles/how-to-fight-anxiety.

Artículos Relacionados:

Preguntas: Enfermedades mentales, La Fe y los Medicamentos

¿Qué significa “temer a Dios”?

¿Cómo tomo Decisiones?

Acerca de Rick Lipsett

Seguidor de Jesús, esposo, padre, pastor, escritor y conferenciante. Buscándole la 5ta pata al gato y luego cuestionando el "¿por qué?".
Esta entrada fue publicada en Biblia, Cristianismo, Vida Cristiana. Guarda el enlace permanente.