¿Cómo tomo Decisiones?

post_img

¡Es ineludible! Durante toda nuestra vida, nos la pasamos tomando decisiones. Según crecemos, más complejas y hasta peligrosas se pueden tornar.

Cuando te sientas con algún orientador o trabajador social para que te ayuden a tomar alguna decisión, seguramente se enfocarán en ti. ¿Qué deseas lograr? ¿Qué quieres hacer cuando seas grande? Tú. Tú. Tú. El Mundo nos enseña a pensar en nosotros mismos.

Para nosotros los Cristianos, es sencillo decir, que nos dejamos llevar por la voluntad de Dios cuando tomamos decisiones, pero a veces lo que hacemos no demuestra lo que decimos y otras veces parece que no recibimos dirección exacta de parte de Dios para tomar las decisiones más sabias posibles.

¿Por dónde Comienzo?

El Pastor John Piper, reflexionando1 en lo que dice la primera parte de 1 Tesalonicenses 4: 3, dijo en una ocasión: “Lo que a Dios más le interesa cuando nosotros hacemos su voluntad es nuestra santidad en cada decisión, más que la decisión en sí.” 

Esto es muy libertador. Piénsalo, sea la decisión que tome, si busco ser santo (separado para Dios), ¡estaré tomando una sabia decisión! Esto aplica a todo tipo de decisiones:

• Ropa que uso
• Música que escucho
• Amistades que mantengo
• Mis estudios
• Trabajo que ejerceré
• Cómo uso mi tiempo de ocio

Así que la mentalidad: “Estoy separado para Dios” es un excelente comienzo al momento de decidir. De entrada te libera la carga o el peso de no saber qué desea Dios. Él quiere que seas Santo, como Él es santo (Levítico 11: 44). Si afirmamos que le pertenecemos, buscaremos estar a su lado en lo que sea que hagamos, digamos, nos pongamos, pensemos, etc.

¿Dios puede decirme directamente qué hacer?

Posiblemente ante esta pregunta, la respuesta inmediata que pensamos es:

¡Obvio que sí! Después de todo, ¿habrá algo que Dios no pueda hacer? Pero aguántate, aguántate… A veces estamos mega seguros que Dios puso dirección en nuestro corazón y tenemos paz y todo, pero no necesariamente es lo que Dios quiere. Los demás pueden percibirlo, pero incluso no saben cómo cuestionarte. ¡¿Cómo refutarte que Dios te dijo o te dejo de decir?!

El profeta o la persona espiritual es aquella que Dios le ha dado un don espiritual de escuchar su voz (literal o espiritualmente hablando). Entonces si entendemos que Dios nos ha dicho algo, nos aplican las escrituras que hablan sobre profecías. Examinemos

1 Corintios 14:37-38 (NVI):

37 Si alguno se cree profeta o espiritual, reconozca que esto que les escribo es mandato del Señor. 38 Si no lo reconoce, tampoco él será reconocido.

Significa que las profecías las debemos filtrar a través de la Palabra, lo que ya está escrito inspirado por el Espíritu Santo, en este caso de 1 de Corintios, con la autoridad apostólica que Pablo tenía. Tenemos claro que Pablo no está despreciando la profecía. Sino que entiende que somos subjetivos en nuestro pensar muchas veces y no somos infalibles, como sí lo es Dios. Así que podemos cometer errores de pensamiento y errores de discernimiento. Por eso, para evitar problemas, filtramos toda dirección a través de la Palabra. Como dice 1 Tesalonicenses 5:20-21 (NVI):

20 no desprecien las profecías, 21 sométanlo todo a prueba, aférrense a lo bueno,”

Entonces, si al momento de decidir, entiendes que Dios te está enviando por un camino específico, busca en las Escrituras, si está contradiciendo algún mandato o Palabra de Dios. Examina si lo que tienes en el corazón, se va en contra del carácter de Dios.

Ejemplo: Todo lo que existe, fue creado por Dios y Dios dijo que era bueno. La Marihuana fue creada por Dios, por lo que no debería haber problema en que la fume.

Este tipo de pensamiento o filosofía humana falla por que, aunque la Biblia no habla de “Marihuana” en sí, nos da una dirección específica ante “las marihuanas” que nos encontremos:

Génesis 1:28 La intención de Dios ante lo que creó para nosotros fue que sometiéramos a la Tierra, no al revés.
Génesis 1:29b Las plantas Dios las dio para alimento, no para fumarlas.
Colosenses 2:8-9 La Plenitud es Cristo, no los pensamientos ni cosas – no nos sujetamos a cosas o filosofías sino a Cristo.
1 Corintios 10: 23 No todo es provechoso – aun si no fuese pecado, la marihuana nos lastima no nos es provechoso.

La Marihuana causa:
1. Pérdida de coordinación,
2. alteración del sentido del tiempo,
3. causa ansiedad,
4. Miedo,
5. falta de confianza,
6. aumento en la frecuencia cardíaca,
7. Problemas con la memoria,
8. capacidad de aprendizaje,
9. problemas para respirar,
10. enfermedades pulmonares,
11. Náuseas
12. vómitos fuertes.
13. Esquizofrenia y Alzheimer (a largo plazo)

1 Pedro 5:8  Sed sobrios para velar que el enemigo no nos devore.
1 Timoteo 3:3-4  El obispo / pastor / líder que enseña, no debe ser dado al vino ¿por qué? El vino afecta nuestro pensamiento, etc.
¿No es eso lo que también hace la marihuana?
Romanos 13:1-7  Como mínimo: al menos mientras sea ilegal, tenemos que someternos a la ley.

Así que, para el Cristiano, la Biblia va por encima de nuestros gustos, deseos, intenciones y cualquier otra cosa, pues es el pensamiento de Dios, su carácter, revelado a nosotros para vivir vidas santas.

¿Cómo hago para que la Voluntad de Dios sea Primordial en mi mente?

Alguno podría quejarse que esto de obedecer siempre a Dios y dejarse llevar siempre por su dirección es un trabajo arduo e inseguro. Y es cierto, si no existe la Disciplina espiritual de leer la Biblia y de orar regularmente en tu vida.

Romanos 12:2 (NVI)
2 No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.

¿Cómo se renuevan nuestros pensamientos?

  • El primer paso es reconocer que los pensamientos actuales no son correctos.
  • Luego se desaprende esa antigua “normalidad” para colocar una nueva dirección.
  • Una vez puesta esa nueva guía en su lugar, la comenzamos a experimentar hasta que se haga natural para nosotros – Es un proceso. En nuestro caso, un proceso liderado por Dios (Filipenses 1: 6), donde va sacando los remanentes de nuestra vida vieja y cambiándolos por una manera nueva.

Para esto es imprescindible tener una dieta… una disciplina de estudiar… comer de la Palabra de Dios. Así podremos disciernir lo que es mejor, y ser puros e irreprochables para Cristo (Filipenses 1: 9-10).

Con el tiempo verás que actúas, dices y piensas diferente que antes. Entonces las decisiones que tomas van a ir siendo conforme a esa nueva vida. Siendo un proceso, se necesita paciencia. 

Ah, ¡No olvides orar!

Filipenses 4:6 (NTV)
6 No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho.

Aún cuando sepas (o creas que sabes) lo que Dios quiere, ora y sométete a su dirección. Búscalo en oración y cuéntales tus planes o las decisiones que has de tomar. Pídele que te muestre en su Palabra una dirección, una ruta para seguir. Dios no quiere que te desvíes ni te pierdas, por lo que proveerá conforme a tu necesidad. Pero nuevamente, se paciente. Ora por dirección y luego permanece a la expectativa de lo que Dios te dirá. Encontrarás dirección en su Palabra según la lees o según es expuesta por un Pastor, o líder en la iglesia, quizás hasta en alguna conversación con un hermano en Cristo. Dios te habla de diversas maneras. Importante no olvidar el paso anterior. Si no vino de su Palabra directamente, fíltralo a través de ella.

El resultado de todo este proceso, es que no estarás amoldeado al mundo actual. Estarás viviendo en resistencia, caminando contra la cultura. Vivirás apartado en santidad para Jesús y siendo de presión e influencia para el Mundo. Así, muchos verán lo grande, maravilloso y majestuoso que es Jesús. Estarás en el camino de la santidad.


Recursos:
1 “Do I Need to ‘Hear from God’ Before I Make a Decision?” Desiring God, 23 Jan. 2020, www.desiringgod.org/interviews/do-i-need-to-hear-from-god-before-i-make-a-decision.
2  “Redimi2 habla sobre la Marihuana” YouTube, youtu.be/r3PMILvYrqI.

Artículos de Interés:

En Israel, ¿Se Fumaba Marihuana?

La Marihuana

¿Hay bases Bíblicas para el Libre Albedrío?

Acerca de Rick Lipsett

Seguidor de Jesús, esposo, padre, pastor, escritor y conferenciante. Buscándole la 5ta pata al gato y luego cuestionando el "¿por qué?".
Esta entrada fue publicada en Cristianismo, Preguntas y Respuestas, Vida Cristiana. Guarda el enlace permanente.