¿Cómo Mantener la fe en las Crisis?

C.S. Lewis solía decir que: “El dolor y sufrimiento son el megáfono de Dios para un mundo sordo”. Y es que ciertamente cuando nos va mal, es cuando comúnmente vamos más rapidito a buscar a Dios. Sin embargo, cuando entramos en una crisis profunda, nuestro marco de referencia comienza a bombardearnos con argumentos y referencias de lo que sabemos por experiencias o hemos aprendido de otros. Esto nos puede paralizar o impulsarnos hacia la frustración, depresión —y en el caso de la fe— puede llevarnos a dejar la fe por completo. En términos bíblicos, nos puede llevar a la apostasía.

Apostasía (del griego), significa “un desafío de un sistema establecido o autoridad; una rebelión; un abandono o abuso de fe”. En el mundo del primer siglo, la apostasía era un término técnico para la revuelta política o deserción. Hay dos tipos principales:

  1. Alejándose de las doctrinas claves y verdaderas de la Biblia a las enseñanzas heréticas que proclaman ser la doctrina cristiana “real” (1 Timoteo 4: 1).
  2. Una renuncia completa a la fe cristiana, que resulta en un abandono completo de Cristo.
    (Hebreos 10: 26-27).1

Por esta razón, es imperativo que estemos capacitados para lidiar con las crisis. Ciertamente no podremos predecir la crisis que nos espera en el futuro. Sin embargo,es necesario estar listos por nosotros mismos y por aquellos a quienes Dios nos dio el privilegio de discipular. Quizás en tu mente, ahora mismo buscas cómo resolverías una crisis con el fin de no darle las espaldas a Cristo. Es mi intención poder proveerles una herramienta poderosa que nos ayudará a atravesar la crisis en el futuro.

Ante este reto, debemos orar de corazón lo que Pablo escribió en Efesios 6: 13-17 (NVI):

13 Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza. 14 Manténganse firmes, ceñidos con el cinturón de la verdad, protegidos por la coraza de justicia, 15 y calzados con la disposición de proclamar el evangelio de la paz.
16 Además de todo esto, tomen el escudo de la fe, con el cual pueden apagar todas las flechas encendidas del maligno. 17 Tomen el casco de la salvación y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.

Si tomamos en serio lo que Pablo, inspirado por el Espíritu Santo, expresa en estos versículos, tenemos una idea clara de cuál es la solución para no abandonar la fe, ante la Crisis. Debemos orar por esto.

¿Me acompañan a estudiarlo más de cerca?

Una dosis fuerte de la Verdad

Efesios 4:23-27 dice:

“23 En cambio, dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y las actitudes [actitudes: añadido por la NTV, para capturar el contexto de la palabra griega]. 24 Pónganse la nueva naturaleza, creada para ser a la semejanza de Dios, quien es verdaderamente justo y santo. 25 Así que dejen de decir mentiras. Digamos siempre la verdad a todos porque nosotros somos miembros de un mismo cuerpo. 26 Además, «no pequen al dejar que el enojo los controle». No permitan que el sol se ponga mientras siguen enojados, 27 porque el enojo da lugar al diablo” (NTV).

Hay dos conceptos que aparecen en estos versículos, que debemos entender su amplitud en su idioma original (griego).

  • Ἀνανεόω 2 (ananeóō) – RENOVAR: El concepto aquí se refiere a ir a una nueva etapa más alta que la previa. Un escalón más alto en nuestro nivel de santificación, logrado por el poder e intervención de Dios. Solamente es utilizado en Efesios 4: 23, donde invita a los creyentes a participar de esa oferta continua a tener una nueva madurez espiritual por medio del “razonamiento santo”.
  • Νοός 3 (noús) – PENSAMIENTO: En el griego, este concepto presenta la capacidad dada por Dios a cada persona para pensar (razonar). Es la capacidad mental de ejercitar el pensamiento reflexivo. Para el creyente, (noús) es el “órgano” que recibe los pensamientos de Dios, por medio de la fe.

En esta sección de la carta a los Efesios, Pablo presenta la manera en que deben vivir, ahora que han salido de las tinieblas y conocido a Dios. Es en ese contexto que aparecen los versículos del 23 al 27. Está haciendo una invitación a que permitamos que el Espíritu Santo santifique, madure y lleve a otro nivel a nuestros pensamientos.

¿Qué pasa? En contraste, cada uno tiene un marco de referencia. Todos nosotros, para bien o para mal, tenemos una serie de experiencias de nuestro pasado, más lo que nos han enseñado y decidimos aprender. Todo eso lo tenemos almacenado en nuestros cerebros. Cuando pensamos, accedemos esa información previamente almacenada y de acuerdo a lo que allí tenemos: tomamos decisiones y vivimos. Para el hombre natural, esto es… precisamente… ¡natural! Pero, Pablo aquí dice que dejemos al Espíritu Santo renovar ese almacén de data. Quiere que abramos espacio a que nos den un “upgrade” donde ¡nueva información es almacenada! Información provista por Dios.

Significa que esa verdad que ahora estará guardada allí, debe ir moviéndonos cada vez más hacia la madurez en Cristo (ananeóō).

¿Cómo nos sirve esta nueva información?

En su podcast semanal Reasonable Faith, para febrero del 2016, escuché una entrevista que le hizo el Dr. William Lane Craig —apologeta y filósofo Cristiano— a su anfitrión usual, Kevin Harris. Un año antes de la entrevista, Kevin Harris había perdido su hijo mayor en un accidente de motora. Fue un golpe muy duro para él y su familia. El episodio dura cerca de veinticinco minutos y está disponible en youtube.4

No obstante, ante esta horrible tragedia, aquello que llamó más mi atención fue que, ante la pérdida de un hijo, Harris admitió que: aunque muchos sufren una crisis de fe en tiempos como los que vivió, tuvo la bendición de una fe inquebrantable ante semejante adversidad. El admite que lo que lo sostuvo fue la evidencia de la resurrección de Cristo. Esa verdad lo mantuvo de pie, pues si Cristo resucitó, nuestra fe tiene fundamento. Sus cimientos están sobre la Roca. 5

Aquí un vistazo al extracto de esa entrevista


Significa que cuando el Espíritu Santo renueva nuestra mente, produce actitudes nuevas que van a tono con lo que hemos creído y no reaccionan como “el viejo hombre”. La información nueva que Dios pone en nuestras mentes, por la fe que hemos recibido tiene la capacidad de encaminarnos hacia la voluntad de Dios y no hacia nuestra tradicional reacción carnal.

No sólo eso, sino que nos da la oportunidad de no levantarnos en ira, por la falta de control sobre la situación. Por eso dice:

26 Además, «no pequen al dejar que el enojo los controle». No permitan que el sol se ponga mientras siguen enojados, 27 porque el enojo da lugar al diablo” (Efesios 4:23-27, NTV).

Una mente renovada por el Espíritu de Dios podrá confiar (fe) que Dios tiene el control, incluso de nuestra situación dolorosa, porque lo sabe. La información nueva ha sido aprendida: por la Palabra o por la experiencia post-conversión a Cristo. Entonces, el enojo no tendrá control. Ahora, si la información nueva la recibimos primordialmente por medio de la Palabra de Dios, hay un trabajo que tenemos por hacer: estudiarla. A nosotros quienes somos líderes, mentores o pastores, nos toca aprender la Palabra de Dios. Estudiarla con ganas. Como si nuestra vida dependiera de ello —porque sí dependemos de ella. Primeramente, porque no estamos exentos de la crisis pero también porque estamos enseñando a la grey de Dios. Necesitamos practicar lo que predicamos.

Una advertencia: Tener esta nueva programación, no significa que la persona no recibirá el azote de la crisis. De hecho, sí lo recibirá. Puede que hasta se moleste y pelee con Dios. Pero también tendrá la capacidad de prontamente levantarse, en su dolor, y ejercer la confianza en Aquel quien lo salvó. Pero, si no hacemos caso a la nueva programación del Espíritu, damos lugar al diablo.

Si decidimos obviar lo que el Espíritu de Dios puso ya en nuestro banco de data, ciertamente actuaremos conforme al “antiguo yo”. Ese “yo” que no le pertenecía a Cristo. Por lo tanto, nuestro antiguo amo, el diablo, se dará el placer de liderarnos… lejos de Jesús.

Esto no es misticismo. No es una amenaza que decimos para controlar a la gente por miedo. Es un hecho. ¿Cuántas personas conocemos que dicen ser ateos, porque cuando más lo necesitaron, Dios pareció haberlos abandonado? Personas que oraron fervientemente porque Dios salvara a sus hijos, madres o abuelas del cáncer, pero murieron como quiera. ¿Cuántas veces oraste a Dios por algo que consideraste de suma importancia y no se te dio? ¿Cómo saliste de ese descontento? Probablemente pensaste:

  1. “Nuestro Dios está en los cielos; El hace lo que le place.” (Salmos 115: 3) o,
  2. “Si (Dios) arrebata la vida de alguien, ¿quién podrá detenerlo? ¿Quién se atreve a preguntarle:
    “¿Qué haces?” (Job 9: 12)
  3. La voluntad de Dios siempre es buena, agradable y perfecta para nosotros. (Rom. 12: 2)

Admito que son verdades duras de escuchar en medio de una crisis. Pero si tenemos la verdad clara, diremos como Job:

“21 «Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo estaré cuando me vaya. El Señor me dio lo que tenía, y el Señor me lo ha quitado. ¡Alabado sea el nombre del Señor!».” – Job 1:21 (NTV)

¿Por qué Dios permite estas Crisis?

Por alguna extraña razón, muchos piensan que “Dios no te dará más de lo que puedas soportar” 6. No pueden concebir que Dios incluso, provoca aquello que no estamos listos para enfrentar. Considera esto: y ¿si Dios provocó —a propósito— mi Crisis? Ese pensamiento es uno que pocos quieren enfrentar. Pero les aseguro que es muy posible. Mira los planes de Dios para Pablo:

“15 El Señor le dijo: —Ve, porque él es mi instrumento elegido para llevar mi mensaje a los gentiles y a reyes, como también al pueblo de Israel; 16 y le voy a mostrar cuánto debe sufrir por mi nombre.”
– Hechos 9:15-16 (NTV)

Pero es el mismo Pablo el que nos comenta la perspectiva de Dios ante las crisis.

  1. “12 Sé vivir con casi nada o con todo lo necesario. He aprendido el secreto de vivir en cualquier situación, sea con el estómago lleno o vacío, con mucho o con poco. 13 Pues todo lo puedo hacer por medio de Cristo, quien me da las fuerzas. – Filipenses 4:12-13 (NTV)
  2. “7 Así que, para impedir que me volviera orgulloso, se me dio una espina en mi carne, un mensajero de Satanás para atormentarme e impedir que me volviera orgulloso. 8 En tres ocasiones distintas, le supliqué al Señor que me la quitara. 9 Cada vez él me dijo: «Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad». Así que ahora me alegra jactarme de mis debilidades, para que el poder de Cristo pueda actuar a través de mí.” – 2 Corintios 12:7-9 (NTV)
  3. “28 Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos. 29 Pues Dios conoció a los suyos de antemano y los eligió para que llegaran a ser como su Hijo, a fin de que su Hijo fuera el hijo mayor de muchos hermanos.” – Romanos 8:28-29 (NTV)

Dios desea ser nuestras fuerzas. Desea sostenernos por su gracia. Quiere transformar nuestro carácter a la semejanza del Varón Perfecto: Jesús. Ante nuestra crisis, Él es nuestra Paz. Su gracia es nuestro salvavidas. El es nuestro descanso. Permitir que el Espíritu de Dios nos enseñe esta perspectiva divina y al nosotros aceptarla, provocará madurez espiritual. Esa madurez, nos permitirá atravesar cualquier Crisis, pues habremos utilizado el poder de Dios para hacerlo. Ese poder nos fue regalado, cuando Dios, por medio de la predicación de Su Palabra, nos dio FE.

“5 Por la fe que tienen, Dios los protege con su poder hasta que reciban esta salvación, la cual está lista para ser revelada en el día final, a fin de que todos la vean.” 1 Pedro 1:5 (NTV)

Si el poder de Dios nos guarda hasta ese día final, entonces, si le creemos a Él, nuestra mirada tiene que salir de la crisis. Nuestra mirada necesita estar puesta en la meta: UNA ETERNIDAD CON CRISTO. Esto será imitar al propio Jesús:

“2 Esto lo hacemos al fijar la mirada en Jesús, el campeón que inicia y perfecciona nuestra fe. Debido al gozo que le esperaba, Jesús soportó la cruz, sin importarle la vergüenza que esta representaba. Ahora está sentado en el lugar de honor, junto al trono de Dios.” – Hebreos 12:2 (NTV)

¿Cómo ayuda la Apologética (teología natural)
en todo esto?

En la entrevista a Kevin Harris, 4 fue interesante que él mencionara la labor de Reasonable Faith como uno de los factores que le ayudaron en medio de la Crisis. Este ministerio, liderado por el Dr. Craig es puramente apologético. Quiere decir que Craig utiliza argumentos filosóficos con influencias de la ciencia, leyes y lo observable por todos. ¿Cómo ayuda todo esto?

“Se dice que un argumento es lo que convence a un hombre razonable y que la prueba es lo que se necesita para convencer hasta a un hombre irrazonable.”7 – Alexander Vilenkin

En la apologética se busca precisamente, presentar argumentos lógicos que sirven de “pruebas” de la existencia de Dios. En el caso de la apologética Cristiana, incluso de las pruebas a favor del Cristianismo. Entonces cuando tienes al Espíritu Santo renovando tu mente, por una parte a través de las Escrituras y las vivencias en Cristo, y por otra parte por argumentos lógicos y “pruebas” que todos pueden ver…. Imagino que ya puedes ver ¡cómo todo esto fortalece al creyente!

Y es que ciertamente, la apologética cumple una doble función:

“La apologética ayuda al creyente a pensar y al pensante a creer.” – Ravi Zacharias

Cuando tienes a un Cristiano que piensa a profundidad sobre su Fe y que estudia sus creencias, para aplicarla a su vida y enseñar a otros, tenemos una fe que madura y se fortalece. Encontramos una persona a la que Dios ha llevado por un camino hacia la madurez espiritual. Ese Cristiano se encontrará con las herramientas que necesita para caminar a través de la Crisis y salir al otro lado fortalecido.

Dios no nos abandonó

Si hay algo que necesitamos tener claro en nuestras mentes es que Dios nos ama (Juan 3: 16, Romanos 5: 8, 1 Juan 4:7-9, Salmos 8:4-8). Significa que todas las crisis que enfrentamos, Dios las permite según sus propósitos y siendo Él un Dios bueno, podemos descansar en que sus propósitos nos convienen.

Cuando te encuentres en medio de una Crisis, trae a memoria las verdades que el Espíritu Santo ya grabó en tus pensamientos, olvidando lo que nuestro antiguo yo hacía y confiados en que nuestro Abba, obra a nuestro favor.

Ahora, es importante que estemos claros en que esto es un trabajo previo a la crisis. Si no hemos hecho ese trabajo y llega el día malo, será cuesta arriba, pero no imposible para el Espíritu de Dios. Ahí es muy conveniente ir a textos bíblicos que nos presentan cómo Dios está de nuestro lado, obrando bien y protegiéndonos. Textos como éste:

“31 ¿Qué podemos decir acerca de cosas tan maravillosas como estas? Si Dios está a favor de nosotros, ¿quién podrá ponerse en nuestra contra? 32 Si Dios no se guardó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿no nos dará también todo lo demás?” – Romanos 8:31-39

O éste:

“Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos».” – Mateo‬ ‭28:20‬ ‭NTV‬‬

O incluso éste:

“Yo les (a sus ovejas) doy vida eterna, y nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de la mano. Mi Padre, que me las ha dado, es más grande que todos; y de la mano del Padre nadie las puede arrebatar.”
– Juan‬ ‭10:28-29‬ ‭NVI

Sea trabajo previo a la crisis, o ya en la misma, la solución para guardar nuestra fe es la misma: agarrarnos de Jesús. Esto significa que posiblemente lo tengamos que hacer aunque no querramos, lo cual produce carácter y madurez espiritual también. Ahora, si estamos ayudando a alguien a través de la crisis, muéstrale la verdad que Cristo está con ellos a través de la dificultad, y muéstralo con un abrazo. Llora con los que lloran y ríe con los que ríen. Y si eres tú quien hoy pasa por ese tiempo malo, agárrate de la armadura completa de Dios, y atraviésalo sabiendo que Dios es quien cuida de ti. Lo veas o no. Trae a memoria lo que ya hizo por ti y tendrás razones suficientes para confiar (fe) en Él.

Te regalo este versículo, para que lo guardes de cerca y ores a Nuestro Padre. Dios te bendiga.

“7 Arráiguense profundamente en él y edifiquen toda la vida sobre él. Entonces la fe de ustedes se fortalecerá en la verdad que se les enseñó, y rebosarán de gratitud. – Colosenses 2:7 (NTV)


(Este ensayo fue escrito originalmente para acompañar una charla que Verdad y Fe presentó en el Congreso para Mentores: “Crisis” de La Iglesia de Dios Inc. de Puerto Rico, el pasado 22 de abril de 2018. Agradecemos a LIDDI por la oportunidad de presentar esta charla para sus líderes. ¡Dios les bendiga!)


1. ¿Qué es la apostasía y cómo puedo reconocerla? Por gotquestions.org, según leído el 17 de abril de 2018:
     https://www.gotquestions.org/Espanol/apostasia.html
2. Ἀνανεόω, definición según diccionario griego bíblico en línea. Traducido por Rick Lipsett. Aquí el enlace:
    http://biblehub.com/greek/365.htm
3. Νοός, definición según diccionario griego bíblico en línea. Traducido por Rick Lipsett. Aquí el enlace:
    http://biblehub.com/greek/3563.htm
4. “Tragedy Strikes Kevin Harris’ Family” Vídeo de la entrevista por el Dr. William Lane Craig a su anfitrión del podcast
“Reasonable Faith”, el Sr. Kevin Harris. Aquí según visto el 16 de abril de 2018: https://youtu.be/h0Mv-E3_u98
5. “La Tragedia de Kevin Harris y su Familia” Pedazo del vídeo original de Reasonable Faith, con subtítulos en español. Se
narra la parte donde la fe no fue perdida por el cimiento que existía de la veracidad de la fe. https://youtu.be/zJ65fZ2UvVE
6. “Cuatro Frases Cristianas Que Tienen Que Morir”, por J.R. Morales para Verdad y Fe. Publicado el 24 de abril de 2017.
Aquí según leído el 17 de abril de 2018: https://verdadyfe.com/2017/04/24/4frases/
7. Alex Vilenkin, Many Words in One: The Search for Other Universes (New York: Hill and Wang, 2006), p. 176. Aquí según
traducido por Rick Lipsett.

RELACIONADO:

El Problema del Mal: ¿Por qué pasan cosas malas si un Dios bueno existe?

¿Es el Problema del Mal un buen argumento en contra de Dios?

J.A.C. Workshops: El Problema del Mal

 

Acerca de Rick

Seguidor de Jesús, esposo, padre, escritor y conferenciante. Buscándole la 5ta pata al gato y luego cuestionando el "¿por qué?".
Esta entrada fue publicada en apologética, Vida Cristiana. Guarda el enlace permanente.